..

"Si llueven 100 milímetros más, algo muy posible, María Susana desaparece"

Lo afirmó el jefe comunal de la localidad del departamento San Martín, que además sufre la llegada de agua de pueblos vecinos. "Las napas están a nivel de suelo y la ruta a punto de cortarse", dijo.

Jueves 13 de Agosto de 2015

La planta urbana de María Susana, ubicada en el sudoeste del departamento San Martín, está seriamente amenazada por la acumulación de agua generada por las precipitaciones de los últimos días y por el desplazamiento de masas hídricas desde poblaciones vecinas de Santa Fe y Córdoba. "En los últimos días cayeron 200 milímetros, pero si caen 100 más, algo totalmente posible, el pueblo de María Susana puede desaparecer", disparó angustiado el presidente comunal, Norberto Antici.

"Las napas están a nivel de suelo, las calles inundadas y la ruta a punto de cortarse. Se hicieron muchos trabajos de contención, pero la localidad está recibiendo agua de Bouquet y Piamonte", añadió el jefe comunal, y aseguró que "el pueblo está desesperado. Desde Piamonte hicieron canalizaciones, el agua llega con más fuerza y desde aquí sólo sale por un canal".

Antici recordó que en el distrito María Susana, de 322 kilómetros cuadrados y 4.000 mil pobladores, hace más de 30 años que se da este fenómeno llamado escorrentía. "Sucede que el agua que llega desde los pueblos vecinos y de la zona rural pasa por el pueblo ocasionando inundaciones. Esto se resuelve con decisiones políticas que determinen la ejecución de obras importantes para terminar con los problemas", dijo.

"Actualmente no hay personas evacuadas debido al gran trabajo que llevaron adelante los bomberos voluntarios de la localidad, que aportaron material para hacer muros de contención casa por casa. Pero la realidad es que estamos prendiendo velas para que no siga lloviendo, aunque el pronóstico dice lo contrario", se lamentó el presidente comunal.

En el paraje "La Caledonia", la escuela rural Bernardino Rivadavia, ubicada entre María Susana y Piamonte, hace tiempo que no se dictan clases debido al estado de anegamiento.

Cansancio. "La gente se está cansando. Los vecinos del pueblo, los colonos y las autoridades estamos preocupados y amargados. Este problema es de vieja data y no se puede creer que no se tomen soluciones. Parece que cuando hay sequía o llueve poco, el problema se resuelve y es ahí cuando hay que trabajar para hacer obras preventivas", indicó.

"Tenemos muy buena relación con el gobierno provincial y creemos en sus buenas intenciones. Pero queremos que entiendan que María Susana está seriamente afectada. Una lluvia más y tendremos que evacuar todo el pueblo", lamentó Antici.

"Como presidente comunal y responsable de mi pueblo no sé más qué hacer. No tengo más armas para pelear. Hoy siento tristeza, indignación e impotencia por los problemas que genera el agua y hay profundo malestar en los pobladores", dijo.

Limpieza y obras. La única salida para el agua del distrito es el llamado canal Salvai, que permite drenar la masa hídrica hacia el este. "Pero como estamos más bajos que Bouquet y Piamonte, también debe drenar el agua que cae en esos distritos. Por eso estoy pidiendo a gritos que, al menos, lo limpien hasta que se hagan obras más importantes".

En ese sentido, Antici hizo referencia a los proyectos de recanalización de los canales María Susana y Biolatto. Según indicó, se está trabajando en esos proyectos, "pero con una máquina que comienza a trabajar en la ruta 34, cuando llegue a María Susana pasarán dos o tres años", se quejó.

La situación es aún más compleja porque durante la ejecución de estas obras surgen conflictos de paso entre propietarios. "Cada uno defiende lo suyo y eso es entendible, pero se construyen canales clandestinos que empeoran la situación", dijo Antici, y añadió que "ante la respuesta negativa y la imposibilidad de hacer los canales en épocas en las que se puede trabajar, la gente termina defendiéndose como puede".

El mandatario comparó el fenómeno: "En pueblos con buen drenaje quizás se produce una situación similar, pero por dos o tres horas. Acá el agua llega en las horas sucesivas a las lluvias y agrava el cuadro de situación".

Advertencia. "La preocupación nos obliga a pensar de una forma que no queremos y por eso tenemos que poner sobre aviso a las autoridades provinciales. Si no hay obras hidráulicas, lamentablemente tendremos que tomar medidas con máquinas particulares y buscar soluciones para nuestra gente. Eso sería lamentable porque caeríamos con todos los pobladores en una situación de rebeldía y quizás generaríamos más conflictos aún".

Las autoridades de María Susana destacaron que todos los reclamos fueron elevados al gobierno provincial. "Incluso los trabajos ya comenzaron, pero los tiempos políticos no se corresponden con las necesidades de la gente. En Córdoba, una obra de canalización se lleva a cabo en seis meses y acá, un trabajo de la misma dimensión, se demora más de tres años, y estamos hablando de la necesidad de soluciones urgentes".

Complicación."Desde hace años, en la zona perdemos entre 15 y 30 mil hectáreas productivas por el problema de acumulación de agua. Y eso se profundiza en la medida que pasa el tiempo por la impermeabilización de los suelos que produce la actividad agrícola. Esto significa que en cada período de lluvia, cada vez con menos cantidad de agua caída, el líquido ingresa a la planta urbana", explicó Antici.

Por su parte, el secretario de la comuna, Emilano Nardone, graficó el estado de situación al cierre de esta edición. "La novedad es que el nivel de agua está bajando. Pero el único tema de conversación es el estado del tiempo porque las napas están al máximo. No hay posibilidad de escurrimiento y ya 20 milímetros más de lluvia serían dramáticos para la localidad".

El puente de la vieja ruta 9 que cruza el río Carcarañá permaneció ayer cortado al tránsito vehicular porque, si bien no estaba anegado, las autoridades de la Dirección Nacional de Vialidad no pudieron acercarse al lugar para dar la orden de apertura. Según argumentaron "estaban muy ocupados recorriendo otras zonas comprometidas".

Así lo hizo saber el jefe municipal de Defensa Civil, Ricardo Quiróz, y confirmo que desde el ejecutivo local hoy volverán a insistir para que alguna autoridad de la repartición pueda acercarse hasta la ciudad y dar la orden de habilitar el paso "ya que el nivel del agua sigue bajando y aparentemente la estructura no parece afectada".

La ruta 34 a la altura del kilómetro 8, en inmediaciones de Ibarlucea sufrió un socavón de la calzada que afectó de circulación y sólo se puede transitar por una sola mano alternándose el paso de los vehículos.

Los vecinos autoconvocados de la zona oeste de Funes se reunirán el domingo para reclamar obras y no descartan cortar la ruta 9. Están pidiendo reparar con "carácter de urgencia" el canal de la Media Legua, ya que "el agua lo pasó en varios puntos y no pudo soportar la masa hídrica proveniente de Pujato".

La convocatoria es para las 11 en el arco del Profesional Country Club según lo hizo saber Gonzalo Ybáñez, uno de los referentes vecinales del grupo, a través de Facebook. En el comunicado habló de "falta de consideración política", y afirmó que "si hubiéramos esperado a que solucionen algo, estaríamos inundados nuevamente, lo único que importa es el voto, todo lo que dijeron y prometieron fueron mentiras".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario