..

Preocupación en el hospital Gamen por la acumulación de residuos patológicos

Un informe dio cuenta de cómo se apilaban las bolsas en un patio del centro asistencial. Las autoridades buscaron rápido una solución, aunque el registro de imágenes resultó inapelable.

Sábado 25 de Febrero de 2012

Villa G. Gálvez.- La acumulación de bolsas con residuos patológicos en el Hospital Gamen de esta ciudad generó una airada reacción del personal, y motivó un informe televisivo cuyas imágenes quedaron como documento. Fue ayer por la mañana, cuando las cámaras de Canal 5 registraron en un patio interno del centro asistencial la presencia de bolsas llenas de residuos que se agolpaban sobre el piso, ya que los dos contenedores que había en el lugar estaban completamente rebasados. Personal del hospital aseguró que hacía "45 días" que no se recogía la basura, y hablaban del peligro que eso constituía en un centro de salud.

Fuentes del hospital minimizaron el hecho, aclararon que se trató de un retraso "de dos o tres días" y por la tarde mostraron a este diario el patio limpio. Por su parte, el secretario de Salud Pública de la Municipalidad, Armando Perichón, deslindó responsabilidades del municipio al aclarar que se trata de un efector provincial, aunque recordó que "inmediatamente nos pusimos en contacto con el director del Consejo de Administración del hospital para ofrecer nuestra colaboración, algo que las autoridades consideraron innecesarias".

Lo que llamó la atención fue el enojo del intendente villagalvense, Pedro González, quien cargó contra la emisora y dijo que nada de lo que se había dicho era real, cuando las imágenes lo decían todo (ver aparte).

Escena 1. "Esas bolsas rojas contienen residuos patológicos, y están depositadas en el corazón mismo del hospital Gamen. El olor es nauseabundo. Hace más de un mes y medio que no pasa el recolector, y según los delegados de la Asociación de Trabjadores del Estado, los resposnables brillan por su ausencia", decía ayer al mediodía la cronista, mientras las imágenes mostraban las bolsas apiladas en el patio. "Cursamos notas a a las autoridades para ver qué podían hacer para solucionar este problema. En este momento estamos vacunado, ¿cómo podemos vacunar con este basural que se generó aquí, donde no solamente vienen a parar los residuos del hospital, sino también de algunos dispensarios?" decía una empleada del lugar.

"Estos son residuos patológicos provenientes de las salas, tanto de la guardia como de internación. Aquí hay fluidos corporales, sangre, origina, gasas utilizadas, todo lo que se usa en el hospital va a parar a estas bolsas, que deberían tener otro tratamiento. En esta ala está la sala de internación transitoria, donde hay pacientes, está la sala de esterilización, y a la vuelta, está la cocina. Si bien el personal no transita por aquí, hay pacientes internados”, contaba otra empleada de chaquetilla blanca.

El informe daba cuenta de otros problemas del hospital, como la presencia de roedores, pero lo más claro a nivel de imágenes era la instantánea del patio lleno de bolas.

Escena 2. La Capital estuvo ayer a la tarde, a eso de las 17, en el centro de salud de Villa Gobernador Gálvez, Y tanto frente a su entrada principal sobre calle Balcarce, como en los accesos secundarios podía observarse que se han instalado nuevos contenedores de residuos transportables correspondientes al modelo de plástico que aún se utiliza en Rosario. Gran cantidad de estos elementos eran en ese momento exhibidos sobre una de las veredas de la plaza ubicada en calle Juan Perón y San Martín.

En el centro de salud se trabajaba normalmente, y por sus pasillos sólo circulaban familiares de los pacientes y el personal. La máxima autoridad del sanatorio por estos días es la vicedirectora, Natalia Silveyra, quien se desempeña por la mañana ante las vacaciones de la directora, Graciela Iudica. La única persona autorizada para efectuar declaracionees, la titular del área de estadísticas del Gamen, Alicia Peyrano, le quitó gravedad a los hechos y redujo la demora en retirar los residuos a “sólo dos o tres días”, relativizando además la presencia de roedores en el lugar, donde una cámara séptica permanece sin tapa.

La directiva mostró luego el sitio donde habían estado depositados, un espacio al aire libre ubicado en el centro de la construcción que mostraba haber sido cuidadosamente higienizado recientemente. En el pequeño patio, donde no obstante una cámara séptica permanece sin tapa, sólo permanecían algunas bolsas de color negro, conteniendo residuos comunes.

“Aquí la demora fue de dos o tres días, y esto ya se solucionó”, fue la explicación que dio Peyrano mientras mostraba el patio.

Así las cosas, existieron dos versiones de lo sucedido, y se registraron dos imágenes claramente contrapuestas. Lo importante es que el problema se solucionó, pero en el hospital no dejan de preguntarse por lo bajo cuánto tiempo pasará hasta que la misma postal vuelva a repetirse. Y otra vez las autoridades tengan que dar una respuesta.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario