Política

Una tarde a plena liturgia peronista

Cristina Kirchner fue la oradora de cierre de un acto que había comenzado dos horas antes con animación desde el escenario, música en vivo de tres bandas (Bruno Arias, entre otras) y varios hits bailados y celebrados por la multitud, como "El viento que todo lo empuja", de La Renga, o "Ji Ji Ji", de los Redonditos de Ricota. Uno de los animadores, el humorista Pedro Rosemblat ( El Cadete, ex C5N), invitó a "bailar el pogo más grande del mundo".

Martes 17 de Octubre de 2017

Cristina Kirchner fue la oradora de cierre de un acto que había comenzado dos horas antes con animación desde el escenario, música en vivo de tres bandas (Bruno Arias, entre otras) y varios hits bailados y celebrados por la multitud, como "El viento que todo lo empuja", de La Renga, o "Ji Ji Ji", de los Redonditos de Ricota. Uno de los animadores, el humorista Pedro Rosemblat ( El Cadete, ex C5N), invitó a "bailar el pogo más grande del mundo".

Tras haber renegado de las identificaciones partidarias durante las Paso, folclore, cumbia, globos y fuegos artificiales se alternaron durante la larga tarde en Racing con presentaciones que fueron desde un grupo de Jujuy que repudió al gobernador Gerardo Morales hasta el ex Gran Hermano Brian Lanzelotta y su arenga al "pueblo peronista".

Entre las consignas agitadas por músicos y animadores, uno de los llamados fue a "saltar para no ser (el presidente estadounidense) Donald Trump", una consigna sólo reforzada por Jorge Taiana, quien agitó a la multitud para "no ser un inglés".

La liturgia peronista, con choripanes, banderas y mates, logró coexistir con los más modernos globos y fuegos artificiales, en un esquema monitoreado por distintos drones que sobrevolaban el campo de juego.

Sobre los palcos caían las banderas, mientras los militantes, bajo la sombra de las telas, compartían mates e imágenes de Milagro Sala para sacarse fotos.

Un motivo de preocupación en el estadio fue la falta de señal. Sin celulares operativos, nadie podía hacer lo que mejor sabe Unidad Ciudadana: tuitear.

"Nos pararon el Roca y nos cortaron la señal telefónica", reconoció Cristina al sumar a la hipótesis el supuesto sabotaje de esa línea ferroviaria horas antes del inicio del acto.

Otra de las molestias de la tarde tuvo que ver con el sonido: la voz de Cristina se escuchó con una especie de eco que ralentizó sus palabras, lo que motivó cambios de micrófonos que no lograron solucionar el inconveniente.

Choripanes, banderas y mates convivieron en Racing con modernos globos, fuegos

artificiales y drones

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario