Reforma de la Constitución

Lifschitz juntó a su tropa y redobló la apuesta a horas de sesión por la reforma

Sostuvo que se trata de un "hito" y pidió que se discuta la necesidad de modificar la Constitución, más allá de que la oposición vote en contra.

Miércoles 29 de Agosto de 2018

Con una rotunda convocatoria de dirigentes y militantes, el gobernador Miguel Lifschitz colmó ayer el Centro Cultural Provincial Paco Urondo en una apuesta política a fondo, horas antes de la sesión especial en la que hoy, desde las 10, el Frente Progresista (FP) instalará en Diputados el debate de su proyecto de reformas a la Constitución santafesina.


"Estamos ante un hito que nos encuentra unidos y en un buen momento del gobierno provincial. Mañana (por hoy) habrá en la Legislatura un debate profundo". "Si logramos que 34 legisladores acompañen nuestra propuesta le habremos puesto la frutilla del postre a los cambios que llegaron a la provincia hace diez años con el Frente Progresista, y si eso no concurre también habremos ganado, porque hemos instalado definitivamente ese debate y nadie podrá decir que no le pusimos empeño (a la reforma constitucional) desde el primer día de mi gestión y desde el primer día de la primera gestión del FP", sostuvo anoche un encendido Lifschitz. Que hasta incluso se animó a calibrar la mira política más allá de 2019, cuando levantó una de las tantas ovaciones del auditorio al afirmar que "si lo primero no ocurre vamos a seguir trabajando para lograr la reforma constitucional en la cuarta gestión del FP".

Pasadas las 20, Lifschitz ingresó envuelto en aplausos al colmado recinto cultural del macrocentro santafesino. Lo hizo acompañado por su antecesor y actual titular de la Cámara baja Antonio Bonfatti. En las primeras filas se ubicaron ministros del gabinete, legisladores, concejales y dirigentes del FP. La militancia ocupó el resto de las butacas y las gradas.

Lifschitz improvisó un discurso de oratoria encendida y frases llenas de contenido político, casi de barricada, que entusiasmó a la feligresía frentista como en las mejores galas de las campañas electorales.

Sostuvo que "los cambios llegaron a la provincia con el FP" y se diferenció de "los gobiernos anteriores, sobre todo los de los 90, que fueron buenos alumnos", y ejemplificó con la "privatizacion escandalosa del Banco de Santa Fe que no fue investigado por la Justicia".

Contra el neoliberalismo

Luego de defender las políticas de salud, educación y obra pública de las gestiones frentistas arengó: "Si alguien quiere saber cómo salir de un modelo del neoliberalismo tiene que venir a Santa Fe".

Metiéndose de lleno en el proyecto reformista, lo definió como "la frutilla del postre y el cambio de los cambios que nos queda pendiente". "Llegamos a un consenso de que era conveniente dejar pasar el año electoral 2017 y este año 2018 era ideal porque no había elecciones, pero aparecieron las excusas permanentes. Mañana (por hoy) tendrá que discutirse este proyecto por una cuestión de respeto a la Legislatura y hacia los miles de santafesinos y especialistas que hicieron sus aportes y tienen su expectativa de lograr una reforma".

Y cualquiera sea el resultado —continuó— vamos a seguir impulsando los cambios que necesita Santa Fe sin especular si le conviene o no a mí o a mi partido", para cargar a la vez contra "los ventajeros y los oportunistas de la política". Nosotros elegimos estar del lado progresista de la sociedad y no del conservador. Estamos arriba de la ola marcando la agenda política de Santa Fe y en vez de ser socios del pasado preferimos ser protagonistas del futuro", sentenció, en alusión a los sectores de la oposición que se oponen a una reforma que habilite la claúsula reelectiva del gobernador.

Al fervoroso discurso del mandatario provincial lo precedieron alocuciones de los jefes de las bancadas que confluyen en el Interbloque Frentista, todos ellos enfocados en la necesidad de que la iniciativa oficial atraviese el cedazo legislativo.

Allí también hubo disparos por elevación a los argumentos de la oposición legislativa, que adelantó que hoy dará quórum pero no habilitará el tratamiento sobre tablas del proyecto reformista. "En Santa Fe hay sectores políticos que dicen somos reformistas pero... eso es gatopardismo puro", disparó el radical Julián Galeano. O como sostuvo la diputada Verónica Benas (de Pares): "Tienen temores de que el FP vuelva a legitimarse en las urnas en 2019".

También hablaron los diputados Ariel Bermúdez (Creo), Alicia Gutiérrez (Partido SI), Gabriel Real (PDP) y Rubén Galassi (PS), quien llamó a "cambiar los derechos para favorecer a los que menos tienen", y sostuvo que "con el FP desde hace 10 años estamos marcando una huella profunda en la provincia. Y un punto neurálgico es incorporar a la Constitución todos los derechos que se han conseguido en estos diez años", concluyó.

A la plaza

Ayer a través Twitter, el gobierno provincial convocó para hoy, a las 9.30, a una concentración en la plaza frente a la Legislatura. "Es hora de avanzar y construir una provincia de vanguardia para las próximas generaciones", arengaron.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario