Política

La Iglesia advierte sobre "bandos irreconciliables"

Los obispos católicos advirtieron ayer sobre el "peligro" de que el país se divida "nuevamente en bandos irreconciliables" y consideraron que "se extiende el temor" a que "se ejerzan presiones...  

Viernes 30 de Noviembre de 2012

Los obispos católicos advirtieron ayer sobre el "peligro" de que el país se divida "nuevamente en bandos irreconciliables" y consideraron que "se extiende el temor" a que "se ejerzan presiones que inhiban la libre expresión y la participación de todos en la vida cívica".

"A casi treinta años de la democracia, los argentinos corremos el peligro de dividirnos nuevamente en bandos irreconciliables. Se extiende el temor a que se acentúen estas divisiones y se ejerzan presiones que inhiban la libre expresión y la participación de todos en la vida cívica", advirtió el Episcopado.

En un documento titulado "Creemos en Jesucristo, Señor de la historia", desarrollado durante la última asamblea de los obispos de todo el país, los purpurados advirtieron que "la democracia" no se "construye agudizando" los conflictos.

"Toda sociedad tiene conflictos. La democracia, tal como lo refleja la doctrina social de la Iglesia, no se construye agudizándolos, sino concretando los ideales de una verdadera amistad social", subrayaron.

Los prelados consideraron que "algunas sombras" han "perseguido" al país a lo largo de su historia e incluyeron entre ellas "el excesivo caudillismo, que atenta contra el desarrollo armónico de las instituciones, acentúa su deterioro y menoscaba la autonomía de cada uno de los poderes del Estado, tanto en el orden nacional como provincial".

"Esto es particularmente delicado cuando se trata de la independencia del Poder Judicial", puntualizaron.

Evaluaron además que en el país "se hace cada vez más necesario generar contextos de encuentro, de diálogo, de comunión fraterna que nos permitan reconocernos y tratarnos como hermanos, aborreciendo el odio y construyendo la paz".

Los purpurados, encabezados por el presidente del Episcopado, el arzobispo de Santa Fe, monseñor José María Arancedo, señalaron que "todos los habitantes de nuestra patria necesitan sentirse respaldados por una dirigencia que no piense solo en sus propios intereses, sino que se preocupe prioritariamente por el bien común".

A favor y en contra. El documento de la Iglesia provocó el rechazo de la titular de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, quien denunció que el pronunciamiento conserva "conceptos de su posición golpista y cómplice de la dictadura".

En su tradicional mensaje de los jueves en la Plaza de Mayo, la dirigente cuestionó, en este sentido, que los obispos insistan en "acusar de divisiones con bandos irreconciliables", tal como sucedía antes del golpe de Estado de 1976.

En cambio, el diputado Francisco de Narváez respaldo el documento de la Iglesia y expresó su "preocupación" por "el nivel de confrontación que propone" el gobierno de la presidenta Cristina Kirchner.

"Al igual que la Iglesia nosotros también creemos en la necesidad de abrir caminos de diálogo, consenso y concordia. El gobierno tiene la obligación de escuchar a todos. Piensen como piensen. Nos preocupa el nivel de confrontación que propone", señaló.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS