Política

En contra

Domingo 21 de Abril de 2019

"La consulta popular es un mecanismo virtuoso de participación, que oxigena y nutre de opinión mayoritaria a las instituciones representativas. No las reemplaza ni las saltea. Si se trata de promover la intervención directa del ciudadano en la toma de decisiones, la consulta debe ser clara, con opciones definidas y muy bien informada.

   Puesto que en Santa Fe no hay un único proyecto de reforma constitucional, sino varios y disímiles, e incluso algunos de ellos, contradictorios, nos preguntamos sobre qué proyecto de reforma constitucional debemos expedirnos los ciudadanos: ¿el del Poder Ejecutivo, el de los diputados o senadores, un mix de ellos o es algo nuevo?.

   Si la consulta sólo significa decir que "Sí" o decir que "No" a una propuesta indeterminada o desconocida por el electorado, no cumple su objetivo ni fortalece la representación popular.

   Y si la apelación a la consulta intenta remontar un proyecto del gobierno, caído en la Legislatura durante 2018, tampoco parece adecuado "insistir" sobre una iniciativa que no obtuvo el necesario consenso parlamentario.

   Para quienes sostienen que la consulta no es acerca de un proyecto concreto, sino sobre la necesidad de reformar la Constitución sin precisiones, sin conocerse las alternativas o los mínimos presupuestos de reformas, la situación es más intrincada. Una consulta en blanco, en general, por "Sí" o por "No" y sin conocerse el contenido de la propuesta, es atípica, confusa y casi arriesgada".

Diego Giuliano

Profesor de derecho constitucional. Concejal de Rosario (M.C.)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario