Política

Condenaron a la ex ministra Felisa Miceli a cuatro años de prisión

La ex ministra de Economía Felisa Miceli fue condenada a cuatro años de prisión por el hallazgo de una bolsa con dinero en su despacho en junio de 2007, aunque permanecerá en libertad...

Viernes 28 de Diciembre de 2012

La ex ministra de Economía Felisa Miceli fue condenada a cuatro años de prisión por el hallazgo de una bolsa con dinero en su despacho en junio de 2007, aunque permanecerá en libertad hasta que la sentencia quede firme.

Tras escuchar la sentencia en los tribunales de Comodoro Py, la ex funcionaria del gobierno de Néstor Kirchner aseguró que no tiene "miedo" de ir presa y atribuyó el proceso en su contra a que no tuvo "una estructura de poder propia que otros ministros tuvieron" y eso lo está "pagando. Hay juicios gravísimos de casos de corrupción que nunca llegaron a ser condenados. Es una cosa que no puede entender", consideró la ex ministra antes de exclamar con sorpresa: "¡A mí me condenan por 100 mil pesos!".

La decisión del Tribunal Oral Federal 2 (TOF2), integrado por los jueces Jorge Luciano Gorini, Rodrigo Giménez Uriburu y Jorge Alberto Tassara, incluyó una inhabilitación de ocho años para ejercer cargos públicos, tras ser declarada culpable de los delitos de "encubrimiento agravado" de una supuesta maniobra financiera ilícita, y "sustracción y ocultamiento de documento público".

Además, los jueces dispusieron el decomiso de los 100 mil pesos encontrados en uno de los paquetes que estaban en el baño de su despacho o, en su defecto, que lo devuelva "actualizado", ya que de lo contrario se procederá a la ejecución de la propiedad embargada. También dispuso que la jueza interviniente, la titular del juzgado federal 1 Maria Romilda Servini de Cubría, prosiga la investigación por los 31.670 dólares hallados en una bolsa de papel y por los cuales Miceli no fue acusada. En tanto, ordenaron que se investigue el presunto falso testimonio de la empleada del Ministerio de Economía María Teresa Barco, quien firmó el acta labrada por los policías en el despacho y que declaró en el juicio.

Miceli adelantó que seguirá "a todas las instancias que pueda para demostrar" su inocencia, ya que a su juicio "estuvo claro que no hay ninguna prueba contundente", luego de conocer la pena cuyo cumplimiento no está firme y por la que apelará ante la Cámara de Casación Penal. Por la mañana, al pronunciar sus últimas palabras antes del veredicto, Miceli afirmó que durante las audiencias "se demostró que todo lo que decía era verdad" y que le habían "prestado el dinero".

Miceli, quien en la actualidad se desempeña en la fundación Madres de Plaza de Mayo como asesora, agregó que está "tranquila", aclaró que defiende "este proyecto" nacional y negó que el gobierno le haya quitado apoyo. La ex funcionaria fue juzgada por la presunta participación en los delitos de "encubrimiento agravado y destrucción de documento público", en relación con el hallazgo por parte de personal policial en junio de 2007, de un paquete conteniendo 100 mil pesos y 31.670 dólares, destinados supuestamente a la compra de una casa.

"Llevé ese dinero prestado al Ministerio de Economía, lo dejé porque ese día no lo podía llevar al banco, lo dejé en un lugar íntimo, privado, cerrado en un placard en un baño de uso exclusivo", relató. En ese sentido, ratificó que el dinero se lo habían prestado su hermano ya fallecido y una amiga, agregó que su "principal preocupación fue que el dinero estuviese para poder devolverlo" y al invocar los dichos del fiscal Nación Guillermo Marijuán durante su alegato, reafirmó que "no hubo perjuicio, ni para el patrimonio público ni para la sociedad".

"La única realidad es lo que yo fui diciendo no hubo otra verdad", enfatizó. Respecto del acta original labrada por la policía tras el hallazgo del dinero, Miceli aseveró que hubo "una sola" y que su secretaria le entregó una fotocopia y el dinero, que quedó "expuesto por los policías". "Yo no presioné a nadie", enfatizó Miceli, quien aseguró haber sido "la primera en dar a conocer la verdad". Por último, estimó que el juicio "nunca debió haber existido", ya que se trató de "un hecho y un dinero privados".

Tras señalar que tiene la "conciencia absolutamente tranquila" y que no tiene "miedo de ir presa", la ex funcionaria manifestó que sigue "defendiendo este proyecto" político, que "es el mejor que pudimos tener en Argentina en el período democrático" y señaló que seguirá "trabajando para avanzar con reformas que favorezcan al pueblo y la Nación".

La ex titular del Palacio de Hacienda Indicó también que recibió llamados de "mucha gente" del gobierno, pero no quiso dar nombres por tratarse de una "cuestión personal".

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario