Política

Boudou recusó al juez Lijo y lo consideró un "tramposo"

El ex vicepresidente Amado Boudou cargó ayer con duros acusaciones contra el juez federal Ariel Lijo al declarar en indagatoria y pedir su recusación: lo consideró "jugador de truco más que a un magistrado", lo acusó de "tramposo" y de "administrar sus propios tiempos políticos".

Viernes 19 de Enero de 2018

El ex vicepresidente Amado Boudou cargó ayer con duros acusaciones contra el juez federal Ariel Lijo al declarar en indagatoria y pedir su recusación: lo consideró "jugador de truco más que a un magistrado", lo acusó de "tramposo" y de "administrar sus propios tiempos políticos".

"Vengo a esta declaración indagatoria no haciendo falta ninguna fuerza de seguridad, ni ninguna detención para realizar una nueva recusación de Lijo", chicaneó Boudou al referirse al magistrado que había dispuesto su detención el pasado 3 de noviembre.

Según señaló el ex titular del Senado, Lijo "lejos de administrar justicia, lo que ha buscado es administrar sus propios tiempos políticos y sus necesidades de autodefensa", al sugerir que utiliza las causas judiciales para librarse de las denuncias en su contra en el Consejo de la Magistratura.

"Presentamos la recusación contra el juez, ya no por temor de parcialidad sino porque la parcialidad fue demostrada", sostuvo Boudou en declaraciones a la prensa al salir de los Tribunales de Retiro, donde insistió con que su detención fue "arbitraria e ilegal".

La indagatoria fue ante el juez Julián Ercolini, quien reemplaza a Lijo en la feria judicial: allí, Boudou disparó duras críticas y pidió el apartamiento del magistrado que había dispuesto su detención en la causa por asociación ilícita y lavado de dinero, en el marco de un proceso por presunto enriquecimiento ilícito.

"Sesenta días detenido para lograr una foto parecen demasiado en la vida de cualquier persona", dijo Boudou, quien aseguró que "a la Justicia se le cayó el velo que le tapa los ojos y mira a quien defender y a quien agredir dentro de este juzgado".

El magistrado Lijo —subrayó— es más parecido "a un jugador de truco que a un juez" y agregó: "Cuando se dice que un juez es tiempista en realidad se está diciendo que es tramposo, porque los tiempos están en el código y no en las situaciones políticas".

Tras ser excarcelado y un día después de haberse convertido en padre de mellizos, Boudou recusó a Lijo. Según sostuvo, hay un "temor de parcialidad" por parte del juez por haber dispuesto su detención sin fundamento, la que luego fue revocada por la su superior, la Cámara Federal, que dictó la libertad con críticas hacia Lijo.

"Ya no son cuestiones meramente caprichosas ni subjetivas las que ahora se esgrimen, fundadas en el temor de parcialidad que a entender de esta defensa habría en caso de que sea justamente este mismo magistrado instructor que ordenó su detención y prisión preventiva en forma arbitraria a este y aquel expediente conexo", indicó la presentación de Boudou también en referencia a la causa en la que está acusado de presentar facturas truchas para justificar gastos en viáticos oficiales.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario