Policiales

Vecinos y familiares, entre la bronca con el resultado de la audiencia y el pedido de liberación

Al igual que ayer, se movilizaron para reclamar por la liberación del joven, que hoy fue imputado por doble homicidio simple.

Domingo 11 de Abril de 2021

"Mi hijo tiene que estar libre, no me dejen sola". De rodillas y entre lágrimas, frente al Centro de Justicia Penal, la madre de Diego C. gritó por la liberación de su hijo, luego de conocerse la decisión de que quede detenido por el plazo de 60 días, imputado por doble homicidio simple. Se trata del joven que el jueves por la tarde sufrió un robo en Fisherton, y tras el hecho persiguió con su camioneta, atropelló y mató a los ladrones.

Mientras esta mañana se desarrollaba la audiencia que imputó a Diego C., más de 200 personas se apostaron en el ingreso al Centro de Justicia Penal, para aguardar el resultado de la audiencia y reclamar por la liberación del joven de 25 años.

"Justicia y libertad para Diego", "Liberen a Diego ya", Basta de inseguridad" y "Todos somos Diego", eran algunos de los mensajes que se podían leer en carteles y banderas que los manifestantes exhibían, a la espera del resultado de la audiencia. Finalmente el juez hizo lugar al pedido de la Fiscalía y estableció la prisión preventiva por un plazo de 60 días para el imputado.

vecinos.jpg
Los vecinos de Diego se manifestaron en las puertas del Centro de Justicia Penal.

Los vecinos de Diego se manifestaron en las puertas del Centro de Justicia Penal.

vecinos2 (1).jpg
vecino6.jpg
Los manifestantes reclamaron la libertad para el imputado.

Los manifestantes reclamaron la libertad para el imputado.

Tras conocerse la decisión juez Román Lanzón de dictar la prisión preventiva para el imputado del doble homicidio, el grupo de manifestantes expresó su bronca, avanzó hacia las puertas del Centro de Justicia Penal y comenzaron a golpear los ventanales de la institución. Entre insultos, algunos propusieron ir hasta la casa del fiscal Patricio Saldutti y del juez que entiende en la causa.

vecinoss (2).jpg
vecinoss (1).jpg

Mientras tanto, los vecinos de Fisherton trataban de contener a los familiares de Diego C. Fue en ese momento cuando, de rodillas, la madre del joven imputado por el doble homicidio reclamó por la liberación de su hijo.

"Encima lo tienen incomunicado", dijo la mujer. Cuando un cronista le preguntó por los mensajes intimidatorios que habían recibido en las últimas horas por parte de familiares de los jóvenes atropellados, dijo: "Que me maten si quieren, hagan lo que quieran, pero yo voy a sacar a mi hijo de acá, porque él no se merece estar acá. Soy pobre, soy laburante, todo el mundo sabe que mis hijos no molestan a nadie. Mi hijo tiene que estar libre, no me dejen sola".

madre.jpg

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario