Policiales

Una de las víctimas del doble crimen era hijo de un exlíder de la barra de Central

César "Rambito" Navarro era hijo del ex barra canalla Julio César Navarro, conocido como "Cara de goma", también muerto a tiros en mayo de 2016.

Sábado 01 de Mayo de 2021

Dos hombres fueron asesinados y un tercero debió ser internado con heridas de arma de fuego tras un feroz ataque a balazos cometido este sábado por la tarde en Casiano Casas y Baigorria, en la zona norte de Rosario. Si bien en principio se habló de un ataque vinculado a la barrabrava de Central, esa hipótesis fue descartada.

Según las primeras informaciones, tres hombres que se desplazaban a pie efectuaron gran cantidad de detonaciones contra un grupo de personas entre quienes se encontraban Cristian "Rulo" Bogalino (23 años) y César "Rambito" Navarro (36 años), quienes fallecieron en el acto tras sufrir heridas en el cráneo y tórax. El hecho se produjo alrededor de las 15.30.

Una de las victimas es hijo de Julio César Navarro, conocido como "Cara de goma", un antiguo referente de la barra brava de Central que fue asesinado el 25 de mayo de 2016 en el barrio 7 de Septiembre de un disparo en el corazón.

Cara de Goma fue, precisamente, mano derecha del actual jefe de la barra brava de Central, Andrés "Pillín" Bracamonte, quien se encuentra detenido bajo el beneficio domiciliario por una causa vinculada al lavado de activos.

Si bien en un principio se habló de que el doble crimen podría estar relacionado a una interna de la barra de Central, fuentes Fiscalía le confirmaron a La Capital que la principal hipótesis es la disputa por el narcomenudeo en la zona de la que Navarro sería ajeno.

En tanto, Juan Antonio Moreira (45 años), un hombre que suele pedir en el semáforo de la intersección de Casiano Casas y Baigorria, debió ser trasladado de urgencia al Hospital Eva perón de Granadero Baigorria al ser alcanzado por la balacera, aunque se encuentra fuera de peligro.

Ante la Brigada de Homicidios de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), Moreira contó que estuvo presente en la escena del crimen porque había sido invitado por Rulo a comer unos choripanes. "Me cruzo a Rulo cuando iba a comprar una gaseosa y me invita a comer un chori. Estaba con un pibe (Navarro) que no conocía", contó Moreira.

Asimismo, relató que se sentó a almorzar con los dos muchachos cuando aparecieron "dos pibes caminando, sacaron dos armas y empezaron a disparar". Y agregó que, una vez que consumaron la balacera, "se fueron corriendo y se perdieron en el Fonavi".

Según trascendió, Bogalino tenía puesta una tobillera electrónica de detención domiciliaria.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario