Policiales

Una funcionaria con muchas dudas a la hora de declarar en la causa Arroyo Leyes

Ana Viglione prestó testimonio en el juicio por el hallazgo de 1.662 kilos de droga en Arroyo Leyes en 2014, pero no recordó mucho de lo ocurrido

Domingo 04 de Junio de 2017

La comisaria Ana Viglione, ex titular de la Secretaría de Delitos Complejo del gobierno de Antonio Bonfatti y actual subsecretaria de Formación y Desarrollo Policial, declaró con titubeos y evasivas ante el Tribunal Oral Federal de Santa Fe en el cual se está ventilando el hallazgo de un camión cargado con 1.662 kilos de marihuana en el paraje Arroyo Leyes, causa por la cual están en el banquillo de los acusados una decena de policías de alto rango de la Unidad Regional I. Fue el jueves, cuando la funcionaria fue citada por los jueces María Ivón Vella, José María Escobar Cello y Luciano Homero Lauría para declarar en la cuarta jornada de audiencias.

Viglione, quien la semana pasada fue imputada en los tribunales de Rosario por falso testimonio en el marco de la investigación contra la banda de Los Monos, explicó en la capital provincial que se enteró del suceso ocurrido en Arroyo Leyes "de manera telefónica" y que informó "al ministro de Seguridad de entonces, Raúl Lamberto". Además, destacó que "al operativo lo manejó la cúpula de la Unidad Regional I (a cargo de los procesados comisarios Sergio Vergara y Sergio Fernández) y no el personal de la Dirección General de Prevención y Control de Adicciones", área que dependía de la Dirección que ella manejaba.

El fiscal Martín Suárez Faisal, quien lleva adelante la acusación contra los policías, le preguntó entonces a Viglione cómo había conseguido un CD con escuchas que comprometían a los implicados en la maniobra delictiva y que la misma comisaria puso a disposición del fiscal de Instrucción Walter Rodríguez. Y la funcionaria dudó. Primero sostuvo que se lo "acercó un secretario" al que no identificó. Y después se corrigió: "No, no fue el secretario". Tras un cuarto intermedio admitió que se lo había entregado Diego Rulo, ex director de Tecnologías para la Seguridad.

En ese CD está registrada la escucha en la cual la ex comisaria de San José del Rincón, Stella Maris Olivera, acusa al sargento Alejandro "Aguja" Agüero de ser quien "maneja toda la merca en la zona, pero es en forma consensuada"con la cúpula policial. Y revela que otro camión que se utilizaba para el transbordo de la droga desde el contenedor en el cual se halló la mayor parte de la carga "se piró" del lugar.

Empantanado

Pasaron dos años y medio de aquella madrugada del 2 de noviembre de 2014 en la que después de una lluvia torrencial fue encontrado en un calle embarrada de Arroyo Leyes un pesado camión cargado con un contenedor anaranjado. Un vecino denunció que también había otros vehículos en el lugar y un camión de menor porte al cual estaban pasando la carga. Lo cierto es que cuando la policía llegó al lugar, el sargento Agüero estaba comandando el operativo, y a pesar de que la comisaria Stella Maris Olivera le pidió que suspendiese todo hasta que llegara el personal de la ex Drogas Peligrosas, el oficial se fue en un utilitario y dejó que el camión de menor porte se fuera llevándose parte de la marihuana.

Al registrarse el contenedor los pesquisas hallaron 1.662 kilos de droga y en el avance de la pesquisa se descubrió una red de encubrimiento de cómo ese cargamento fue manejado por policías que hablaron de un "verdadero golpe al narcotráfico".

Roles

En ese marco el tribunal debate desde el inicio de la semana anterior el rol ejercido por diez policías y dos civiles imputados. Entre ellos están Alejandro Daniel "Aguja" Agüero; quien era jefe de la Zona 8ª de Inspección, Martín Angel Díaz; y el entonces jefe de Orden Público, Cristian Fabio Hang. Los tres llegaron al juicio detenidos, lo mismo que los presuntos narcos Juan Carlos "Chueco" Villalba y Luis Gabriel Cantero. Además son juzgados pero en estado de libertad y acusados por fraguar las actas de procedimiento los policías Iván Duilio Papini, Matías Ezequiel Zoratti, Claudia Rosana Moreira, Mauro Dionisio Ruoppulo, Fabián Ricardo Manjka, Luciano Andrés Astrain y José María Murguia.

En la audiencia del viernes, en tanto, el ex jefe de Inteligencia de la Zona Centro y de la Brigada Operativa Departamental de Drogas de Santa Fe, Claudio Prieto, declaró que la sargento Olivera le pidió que "no la comprometa", cuando fue a consultarla ante rumores que circulaban en torno a lo que había sucedido. Esa conversación tuvo lugar alrededor de las 5 o 6 de la madrugada de aquel 2 de noviembre afuera de la Jefatura, y ese testimonio contradice el relato de Olivera, que manifestó al tribunal que no estuvo en la sede de la UR I horas después del procedimiento.

Además de Prieto declaró el viernes el agente Marco Musillo, quien dijo que fue el propio oficial Cristian Fabio Hang quien confeccionó el acta de procedimiento sobre el hallazgo.

Escándalo

Todo pasó la madrugada del 2 de noviembre de 2014 cuando un camión Fiat Iveco con un contenedor llegó a la zona de Arroyo Leyes y junto a ese vehículo lo hicieron una camioneta VW Amarok y un Peugeot Partner. Frente a una chatarrería se empezó a pasar parte de la carga del contenedor a otro camión y un vecino alertó al 911. De la central dieron aviso a la comisaría de Arroyo Leyes por lo que un móvil con tres suboficiales fue al lugar.

Al ver el móvil la Amarok y el Peugeot huyeron, aunque éste último regresó al mando del sargento Agüero quien aseguró que las autoridades de la UR I sabían lo que estaba pasando. En tanto, a bordo del camión Mercedes Benz al que pasaron parte de la droga que se llevaron del lugar estaba Juan Carlos "Chueco" Villalba, pariente de Agüero y quien había sido investigado por venta de drogas en San José del Rincón.

Si bien el arribo policial frustró el traspaso de marihuana de un camión a otro, generó a su vez un desconcierto en el mundo policial durante la madrugada de aquel día. Es que al arribo de los tres primeros suboficiales se sumaron el de los otros implicados en el caso: Hang y Díaz, los cuales fueron sindicados por quien tuvo el inicio de la causa, el fiscal Walter Rodríguez, como quienes encubrieron el hallazgo de la droga y dejaron escapar a Villalba y Agüero.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS