Policiales

Una disputa que lleva dos años y se cobró tres vidas en los últimos diez días

Se trata de un sector que abarcan los barrios Norte, en San Lorenzo, y San Sebastián, en Puerto.

Domingo 11 de Agosto de 2019

Otro territorio que parece haber entrado en combustión en el departamento San Lorenzo está a unas 150 cuadras del barrio Copello de Capitán Bermúdez. Se trata de un sector que abarcan los barrios Norte, en San Lorenzo, y San Sebastián, en Puerto San Martín, separados por el arroyo San Lorenzo.

Tal como informara ayer este diario al dar cuenta de la muerte de Rodrigo Gigena, un vecino ajeno a la disputa que fue baleado desde un auto el martes pasado, ese territorio es disputado por las bandas de "Willy" y "Pipi", con sus soldados tirando a mansalva.

La violencia en la zona recrudeció desde la noche del 31 de julio pasado cuando el auto que manejaba Eduardo Luis Carlos Villegas, de 28 años, fue emboscado en el centro de Puerto San Martín por un vehículo del que bajó un tirador seguro de lo que estaba por hacer. VIllegas no tuvo tiempo a nada: múltiples disparos calibre 9 milímetros impactaron en cráneo, tórax y abdomen. Su compañera recibió un balazo en la boca y quedó internada.

Ese fue el puntapié de un nuevo capítulo, extremadamente violento, en la saga de enfrentamientos que mantienen Ramón Alberto "Willy" V., del barrio Norte, con Víctor Hugo "Pipi" L., de San Sebastián. Vecinos del lado sanlorencino contaron el viernes que esta puja que convirtió las calles donde viven en un campo de batalla lleva unos dos años.

Pipi es el más conocido. En junio de 2017 fue detenido por Policía Federal en una investigación por drogas que lo colocó junto con el barra de Newell's Marcelo "Coto" Medrano como socio para la venta de droga en el norte de Rosario, San Lorenzo, Granadero Baigorria y Puerto San Martín. Willy vive en barrio Norte, a unos 650 metros de donde fue baleado Gigena.

Desde junio de 2017 ambos fueron mencionados en media docena de investigaciones por abusos de arma y amenazas. La última de la que conoció fue denunciada el 29 de enero de 2018 cuando Willy cruzó con su auto a un hermano de Pipi, quien iba con dos hijos pequeños, y le disparó dos veces sin herirlo.

Secuencia

Luego del crimen de Villegas, los diez días siguientes la contienda dejó otros dos muertos y un herido. La noche del viernes 2 de agosto Jorge Acosta, de 30 años, y Ezequiel I., de 19, fueron baleados en el patio de una casa de Fournier al 1200, en barrio Norte. Por el crimen hubo tres detenidos: un pibe de 16 años y dos jóvenes que fueron imputados por el ataque mortal.

La noche del martes 6 de agosto, la violencia se corrió 150 metros hasta Clemente Albelo al 3600 donde fue baleado "Rodri" Gigena. "Pasaron en un Focus a los tiros y le dieron a Rodri, que no tenía nada que ver", contó un vecino el viernes último, horas después de la muerte del muchacho de 25 años.

Para entonces, el vecindario ya había reaccionado contra lo que consideraban el disparador de una muerte tan violenta como injusta: prendieron fuego y destruyeron una vivienda ubicada a unos cien metros, en Juanario Luna al 1200, donde todos coincidían en que funcionaba un búnker de venta de drogas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario