Policiales

Tres ladrones apelan a un engaño para concretar una entradera

Dos hermanos afincados en una casa de dos plantas ubicada en la esquina de avenida Francia y Marcos Paz pasaron un domingo de terror. El hecho se desencadenó a media mañana cuando al menos tres delincuentes armados se colaron en la vivienda, los maniataron durante media hora y les robaron joyas, objetos de valor y dinero en efectivo.

Martes 31 de Octubre de 2017

Dos hermanos afincados en una casa de dos plantas ubicada en la esquina de avenida Francia y Marcos Paz pasaron un domingo de terror. El hecho se desencadenó a media mañana cuando al menos tres delincuentes armados se colaron en la vivienda, los maniataron durante media hora y les robaron joyas, objetos de valor y dinero en efectivo.

Los vecinos manifiestan que la zona se volvió insegura y advierten sobre la recurrente presencia de personas que actúan como dateros simulando ser cuidacoches o vendedores ambulantes.

La información oficial indica que el hecho ocurrió el domingo cerca de las 9 en Francia 1154, justo en la esquina donde comienza el pasaje Marcos Paz. Allí se erige una vivienda sólida de dos plantas, con ventanales y un jardín al frente. Sobre la ochava está la puerta de ingreso principal y a la vuelta, sobre la cortada, un garaje con un doble puerta de chapa. Allí viven dos hermanos con sus hijos, "gente de toda la vida en el barrio", indicaron sus vecinos.

Ese fue el blanco que escogieron los maleantes para sorprender las víctimas con un ardid hasta ahora desconocido. Un hombre tocó el timbre de la casa, esgrimió que a su hijo se le había caído la pelota en el patio y solicitó si se la podían devolver.

El dueño de casa, un hombre de 63 años identificado como Julio B., accedió gentilmente al pedido y se dirigió a la parte posterior de la vivienda. Entonces abrió el portón del garaje desde donde sorpresivamente salieron otros dos maleantes que lo redujeron con un arma de fuego y bajo amenazas de muerte lo introdujeron al inmueble.

Según explicaban ayer en la cuadra —las víctimas no atendieron a la prensa porque, según sus vecinos, permanecían en estado de shock— los ladrones maniataron al hombre y a su hermana en una dependencia y se tomaron más de media hora para revolver toda la casa.

Sin ejercer violencia sobre las víctimas, los arriesgados ladrones luego escaparon con rumbo desconocido. Aunque no se detalló el botín, fuentes policiales y judiciales indicaron que se llevaron dinero en efectivo, tablets, celulares y joyas.

"Fue de terror", coincidieron atemorizadas una vecinas de muchos años en la cuadra cuando este diario se acercó al lugar para obtener detalles del hecho. Ese tramo inicial del pasaje Marcos Paz se interrumpe con un paredón de columnas de metal lindantes con vías de ferrocarril paralelas a Vera Mujica.

Según las mujeres esa característica la convierte en una "boca de lobo" en ciertos momentos. "La zona está complicada", dijeron en referencia a los problemas de seguridad que viven, al punto de que varios propietarios tomaron medidas impensadas hasta hace un tiempo en ese sector de la ciudad y decidieron poner alarmas.

"Hace rato que vemos deambular personas que dicen pedir ropa, cuidacoches que no son los habituales y hasta duermen en los jardines de ingreso de las casas", se quejó otra vecina que dijo haberse "cansado de llamar a la policía y a la Municipalidad" para advertir de esa situación.

Las primeras consultas fueron canalizadas por el fiscal de Flagrancia en turno, Alvaro Campos, quien una vez asentadas las actuaciones pasará la carpeta judicial a la Fiscalía de Investigación y Juicio.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario