Policiales

Tiroteo en allanamiento terminó con dos policías y el dueño de casa heridos

Un allanamiento policial a una vivienda de la ciudad de San Lorenzo desembocó en un intenso tiroteo cuando el dueño de casa recibió a balazos al personal.

Jueves 27 de Septiembre de 2018

Un allanamiento policial a una vivienda de la ciudad de San Lorenzo desembocó en un intenso tiroteo cuando el dueño de casa recibió a balazos al personal. En el intercambio de disparos resultaron heridos el hombre al que estaba dirigida la requisa, quien quedó internado con custodia en calidad de detenido, y dos policías del Grupo de Operaciones Complejas (GOC) que participaban de la medida. Uno de ellos recibió un disparo en una pierna y el otro se encontraba en grave estado con una herida en el tórax. En la vivienda, en tanto, se secuestraron tres armas de fuego y municiones.

El incidente se registró a las 7.40 de ayer en San Luis al 900 de San Lorenzo. Policías de la comisaría 1ª de esa localidad y del GOC acudieron con una orden de allanamiento del fiscal Juan Ledesma en una causa por amenazas calificadas. Concretamente, el padre de un nieto del dueño de casa había denunciado el jueves que Pedro S., de 60 años, lo había amenazado con un arma.

Irrupción y balas

En ese marco la Fiscalía ordenó allanar la casa para incautar el arma. Los efectivos forzaron la puerta con un ariete y al entrar fueron atacados balazos por Pedro S., quien estaba con su esposa. "El primer policía que irrumpió se encuentra herido grave en el Policlínico Eva Perón de Granadero Baigorria. Su estado es muy delicado", dijo el comisario Gustavo Godoy, jefe de la comisaría 1ª.

En el intercambio de disparos con la policía Pedro S. sufrió una herida de escopeta en el abdomen mientras el policía I. fue internado con una herida en el omóplato izquierdo, otra en la mano izquierda y un neumotórax por lo que anoche seguía internado en estado grave. El otro efectivo, de apellido L., recibió una herida con orificio de entrada y salida en el tobillo derecho y fue internado en el Hospital Granaderos a Caballo de San Lorenzo.

Ante el incidente, el fiscal Ledesma ordenó la participación del Gabinete Criminalístico que secuestró en la vivienda una pistola calibre 40, un revólver calibre 38, una escopeta calibre 16, un trabuco de colección, un revólver calibre 22, una escopeta 12.70 a repetición y gran cantidad de municiones de distintos calibres. Según fuentes del caso, también se encontró alguna documentación relativa a las armas que será chequeada por la División Judiciales.

Además, el fiscal ordenó la detención de Pedro S. y dispuso que sea revisado por un médico forense para que determine si está en condiciones de declarar, a fin de celebrar cuanto antes la audiencia imputativa.

En ese acto procesal, Pedro S. sería acusado no sólo de las amenazas calificadas que motivaron el allanamiento sino también de la tenencia de armas de uso civil y de guerra, además de la tentativa de homicidio de los dos efectivos policiales.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario