Policiales

Sentencia para un hacker por estafas con tarjetas de crédito

La sentencia fue dictada en un juicio abreviado que puso punto final a una investigación iniciada en 2015.

Sábado 10 de Noviembre de 2018

La jueza penal de Santa Fe, Susana Luna, condenó a 3 años y 2 meses de prisión a Emanuel Vélez Cheratto, un hacker cordobés de 21 años que participaba de una banda dedicada a cometer estafas con tarjetas de crédito. La sentencia fue dictada en un juicio abreviado que puso punto final a una investigación iniciada en 2015 y por la cual otras siete personas ya fueron condenadas.

En la audiencia el fiscal de la Unidad de Delitos Complejos, Leandro Lazzarini repasó los hechos y Vélez Cheratto, preso desde el 25 de abril de 2017 en la cárcel de Las Flores, aceptó ante la jueza el acuerdo de partes y se puso a disposición del Ministerio Público de la Acusación y la Policía de Investigaciones (PDI) para cuando acceda a la libertad condicional. Es que como parte del pacto al que llegó su abogado, Federico Baridón, el hacker se comprometió en cumplir con "50 horas de trabajo no remunerado en la institución que designe Fiscalía".

El disparador

La investigación se inició el 3 de febrero de 2017 por una denuncia en la comisaría 1ª de Santa Fe. La maniobra consistía en utilizar los datos de tarjetas de crédito para comprar diversos artículos por Internet, los cuales eran retirados en las sucursales de Santa Fe del Correo Argentino para luego ser vendidos en el mercado informal.

Si bien no fue especificada en la audiencia la cantidad de hechos atribuidos al hacker, éste contaba con una base de datos de 1.137 personas. En la gran mayoría de las estafas, los damnificados fueron resarcidos económicamente por los bancos emisores de las tarjetas.

Sobre la calificación legal, la jueza le atribuyó al hacker "asociación ilícita en carácter de miembro" y "estafas reiteradas en calidad de autor" y manifestó que "aunque los delitos son graves, la corta edad del imputado, la falta de antecedentes y la predisposición para colaborar en el proceso fueron atenuantes".

La investigación la iniciaron los fiscales Omar De Pedro y María Lucila Nuzzo, quienes el 9 de febrero allanaron una casa de Las Heras al 8900, en la zona norte de Santa Fe, donde fueron detenidos Lucas Escobar y sus padres Walter Escobar e Isaura Gómez. Horas antes habían sido atrapados en el Correo Argentino retirando encomiendas Gerardo García y Milton Aguiar, quienes dijeron que cobraban 200 pesos por retirar cada encomienda.

Luego, en un allanamiento en Santo Tomé quedaron tras las rejas Tomás Cometto y Sebastián Krinisky, quienes junto a Escobar se dedicaban a vender los artículos.

Todos ellos firmaron acuerdos abreviados de acuerdo al distinto grado de responsabilidad en los delitos de asociación ilícita y estafas reiteradas. Esas penas van desde los 5 años de prisión efectiva para Lucas Escobar en su rol de jefe de la banda a 3 años de prisión en suspenso para los cadetes.

Con tarjetas de

créditos clonadas compraban mercadería que luego vendían en el mercado informal

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});