Policiales

Sandra Cabrera: piden reabir la causa y dicen que la policía sigue "coimeando"

A cuatro años del crimen y sin ningún imputado en la causa, denuncian que ahora también se coimea a los clientes. Y aseguran que a Cabrera la mataron porque investigaba la relación policial con negocios ilegales como trata de blancas y prostitución infantil

Viernes 25 de Enero de 2008

Pasaron ya cuatro años desde que la dirigente gremial de la Asociación de Mujeres Meretrices de Rosario (Ammar) Sandra Cabrera fue asesinada en cercanías de la Terminal de Omnibus. A poco de comenzar el acto en la plaza San Martín, la actual delegada, Claudia Lucero pidió la reapertura de la cusa y aseguró a La Capital On Line que "nada cambió, la policia sigue coimenado como siempre y también le saca plata a los clientes que, lógicamente, no los pueden denunciar".

"Si bien moralidad no existe más, la policía sigue coimeando, apretando a las chicas, buscan excusas para detenerlas y para pedirles plata", se quejó Lucero quién recordó también que ya pasó un año de la decisión judicial que desvinculó de la causa al policía Diego Parvluczizk, único imputado por el hecho.

En el mismo sentido se expresó Claudio Martínez de ATE, quien acompaña a las manifestantes de Ammar: "Hay que terminar con las normativas del código de faltas que no hacen más que legalizar la recaudación policial", disparó y agregó que "todavía hay artículos que parecen de la Edad Media".

Deuda pendiente

Martínez también señaló que hay una deuda pendiente: la investigación de las denuncias que hizo Cabrera y que señalaban entre otros ilícitos la extorsión policial, la trata de blancas, la prostitución infantil y el funcionamiento de prostíbulos donde se trabaja en condiciones de explotación y en donde no se trabaja en la prevención del VIH.

"También queremos saber por qué el estado le levantó la custodia a Sandra cuando ella ya estaba amenazada y se sabía que investigaba las conexiones entre la policía y estos negocios espúreos, por qué lo hicieron si sabían todos que era un asesinato cantado", señalaron Lucero y Martínez para finalizar.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario