Policiales

Salió en defensa de su padre y lo mataron de dos certeros puntazos

Nizolás Tomas tenía 20 años y murió en su casa cuando intercedió en una discusión que su papá mantenía con un vecino. El agresor se entregó.

Miércoles 03 de Octubre de 2018

Nicolás Osvaldo Tomas, de 20 años, fue asesinado ayer al mediodía en su casa de San Lorenzo al 2100, en el barrio Coronel Aguirre de Villa Gobernador Gálvez. La víctima recibió dos puntazos mientras su padre discutía con un joven llamado Jesús Ignacio "Turco" B., de 21 años, quien en medio de la pelea le asestó un par de puñaladas a Tomas, una de ellas fatal, a la altura del corazón. A primeras horas de la tarde el agresor se entregó y quedó a disposición de la fiscal de la Unidad de Homicidios Georgina Pairola.

Alrededor de las 12.30 Jesús B. llegó a la casa de Coronel Aguirre donde vive la familia Tomas y, según declaró la madre de la víctima, María Laura M., de 43 años, su esposo "se peleó con un conocido por viejos problemas". Según trascendió, el conflicto del agresor era con el padre del joven asesinado y cuando la discusión se tornó violenta Nicolás intercedió para defender a su padre, y fue en ese momento "Turco" extrajo una faca y le dio una puñalada certera al corazón y otra en el tórax.

A Nicolás sus propios padres lo cargaron en un auto y lo llevaron al hospital Anselmo Gamen donde le diagnosticaron una herida profunda que le interesó el corazón. En tanto, Jesús B. huyó de la vivienda aunque varios testigos observaron lo sucedido e identificaron a "Turco" como un viejo conocido de la familia Tomas, por lo que lo denunciaron ante la seccional 26ª y dieron su domicilio, ubicado en San Lorenzo al 2200, a una cuadra de la casa de la víctima.

Diálogo y entrega

No pasó mucho tiempo hasta que "Turco" se entregó. Pasadas las 13.30 personal de la seccional 26ª de Villa Gobernador Gálvez tomó contacto con Roxana M., madre del agresor, quien le dijo a la policía que su hijo estaba en la casa de un pastor evangélico en Castro Barros y Arijón, en la zona sur de Rosario. La policía fue hasta allí pero el prófugo ya no se encontraba.

Luego tomaron de nuevo contacto con la madre del muchacho buscado, quien les dijo que su hijo quería entregarse y que la iba a llamar por teléfono desde alguna casa donde estaba. Así fue que cerca de las 15 la madre de Jesús Ignacio habló con un oficial de la seccional y le dijo que su hijo estaba en ese momento una vivienda en barrio Tablada.

Minutos después el mismo muchacho tomó contacto con el oficial y le dijo que sólo se entregaría si iba el propio uniformado a una casa de Centeno y Ayacucho donde se encontraba. Allí, la madre del imputado, que también había ido hasta el lugar, acompañó el arresto de su hijo que fue derivado a la seccional 21ª a disposición de la fiscal Georgina Pairola, quien de acuerdo a la ley lo imputará en las próximas 48 horas en el Centro de Justicia Penal.

Mientras tanto, en el barrio Coronel Aguirre las cosas se pusieron tensas y un grupo de gente saqueó y quemó la casa del sindicado como agresor, cuya madre dijo que su hijo "actuó en defensa propia".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario