Policiales

Robó un camión, lo persiguieron varios kilómetros y terminó contra un árbol

Un delincuente se apoderó del vehículo en Granadero Baigorria mientras era cargado por un operario. La policía lo siguió hasta Rosario y lo detuvo.

Miércoles 01 de Agosto de 2018

Pudo ser la escena de una película de acción o un policial de moda. Pero fue real. Ayer a las 9.15 un camión de reparto de comestibles fue robado en Granadero Baigorria mientras un empleado acomodaba mercadería en el furgón. Al escapar, el delincuente hizo caer del vehículo al operario, que sufrió heridas leves, y emprendió una rápida y cinematográfica huida. Tras el camión salieron varios patrulleros que lo fueron cercando hasta que el vehículo robado chocó contra un árbol en Baigorria y Valentín Gómez, en la zona norte de Rosario. El ladrón al volante bajó e intentó huir corriendo, pero fue detenido frente a la escuela Nº 156 Provincia de San Luis, en Baigorria y Zelaya. Todo lo que rodeó a la persecución estuvo ligado a la buena fortuna. El ladrón transitó unas 20 cuadras en contramano, ocho de ellas por la transitada calle Baigorria. Y en el recorrido chocó por lo menos a una docena de autos estacionados.

"Fue impresionante. Estábamos parados en la esquina de Baigorria y Valentín Gómez y escuchamos las sirenas de los patrulleros. Levantamos la cabeza y vimos cómo el camión se nos venía encima. Pegó contra el árbol y quedó así. Con medio árbol encima. El tipo salió corriendo hacia Zelaya y en la esquina de la escuela lo agarraron entre un vecino y un policía. Este tipo venía en contramano por Baigorria desde Boedo. Hasta acá serán alrededor de ocho o nueve cuadras", explicó uno de los vecinos de la zona donde terminó la carrera.

"Esto pasó a las 11.15. Esto mismo a las 12.30, cuando salen los pibitos de la primaria, hubiese sido un chiquero", reflexionó un comerciante de la cuadra. "A mi me chocó el auto en la zona de Rauch y Cabassa. Lo vengo siguiendo desde ahí. Vos no te das una idea a la velocidad que el camioncito pasó Superí y Molina (un cruce muy transitado). Como venía se metió en la estación de servicios (de Baigorria y Machaín) y casi lo vuelca. Cada vez que pasó una bocacalle pudo haber causado una masacre", indicó una de las víctimas materiales del episodio.

Tirado en la calle

Eran las 9 de la mañana cuando dos empleados de la empresa Truco cargaban mercadería de la empresa Arcor desde un furgón marca Iveco en la puerta de un supermercado ubicado San Martín y Tierra del Fuego, en Granadero Baigorria. Mientras uno de los empleados estaba en el local y otro acomodaba mercadería en el furgón con la puerta abierta, un ladrón aprovechó y robó el camión. Al ponerlo en marcha, el empleado que estaba en la caja del vehículo cayó al pavimento sufriendo lesiones leves. El asaltante huyó a toda velocidad y desde el comercio llamaron al 911. Entonces varios patrulleros del Comando Radioeléctrico de Baigorria comenzaron un operativo cerrojo para dar con el furgón.

Alrededor de las 11, un móvil policial que circulaba por Rauch y Cabassa, en el barrio Casiano Casas de Rosario, se topó con el vehículo robado. En el furgón sólo iba el conductor y ya había transitado unos 7 kilómetros desde el lugar donde lo había robado. Los policías le dieron la voz de alto y uno de los uniformados se plantó delante del vehículo arma en mano. El chofer, lejos de amedrentarse, encaró hacia el policía e intentó atropellarlo. El suboficial pudo esquivarlo y disparó a las ruedas del camión impactando en el neumático delantero derecho. El camión hizo otra mala maniobra e impactó a dos vehículos estacionados. Uno de ellos el auto del dueño de la distribuidora que perseguía al rodado a partir de los datos que le suministraba el dispositivo de seguimiento satelital que tiene instalado el camión.

A contramano

Con el móvil 7062 del Comando de Baigorria atrás comenzó el tramo definitorio de la persecución. El camión tomó por Rauch, Del Carril y desembocó en Casiano Casas. Tomando por calles internas en contramano el ladrón llegó hasta Boedo y Ghiraldo, esquina de un histórico búnker de venta de drogas. Siguió por Boedo hacia el este y tomó Baigorria contramano. Por esta última avenida circulo al menos ocho cuadras pero el impacto de bala en el neumático delantero derecho hizo que el rodado se pusiera cada vez más ingobernable.

La penúltima carta que el chofer gastó fue ingresar a la estación YPF de Machaín y Baigorria. "Venía una mujer con una nena cruzando la calle. Cuando vimos el camión contramano a toda velocidad pensamos que las agarraba. Maniobró en la estación y puso el camión en dos ruedas, al límite de volcarlo. Salió otra vez a Baigorria y cuando llegó a Valentín Gómez se enroscó con el follaje del árbol de la esquina", relató un vecino parado.

Susto y final

El camión Iveco quedó con dos ruedas sobre el cordón, a las puertas de un almacén y una carnicería. "Yo estaba acomodando mercadería y escuché el estruendo. Levante la cabeza y vi el camión en la puerta. Lo primero que pensé fue en el quiosco de diarios de la esquina (al lado de la parada de colectivos). Me crucé y vi que el hombre estaba bien. Ahí pude observar que el chofer salía corriendo hacia Zelaya, donde lo agarraron", explicó uno de los comerciantes.

"El tipo corrió y al doblar se topó con un vecino que, anda a saber porqué, se le puso adelante y lo atajó (hace el gesto de un arquero). En eso llegó el policía que lo corría y lo detuvo", relató otro residente de esa zona comercial del norte rosarino. El detenido fue identificado como Diego Pablo T., de 34 años y residente en el barrio Los Robles de Granadero Baigorria. "Este tipo es un cartón lleno. Está repleto de antecedentes, entra y sale", balbuceó uno de los policías que trabajó en el lugar. Por el hecho fue consultada la fiscal de Flagrancia Andrea Vega, quien en las próximas horas imputará al detenido.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario