Policiales

Robo, tiros, escape y un asaltante muerto

Pasado el mediodía de ayer dos hombres robaron a otro un maletín en un estacionamiento de San Juan al 2400.

Viernes 15 de Diciembre de 2017

Pasado el mediodía de ayer dos hombres robaron a otro un maletín en un estacionamiento de San Juan al 2400. La víctima defendió su propiedad a los tiros y cuando los ladrones huían en una moto de mediana cilindrada les disparó con una pistola Glock calibre 9 milímetros. Minutos después, uno de los ladrones pretendió ser atendido en el Sanatorio de la Mujer, de Pueyrredón y San Luis, mientras el otro terminó tirado en la puerta de un edificio de Oroño al 1100 y falleció dos horas después en el Hospital de Emergencias. El herido, internado en el Hospital Provincial, fue identificado como Ricardo Fabricio G., de 37 años y domicilio en Ayacucho al 4000. En tanto, el fallecido se llamaba Javier Alejandro Salguero Alvarado y era oriundo de Tucumán.

Según se pudo establecer la víctima del robo, Omar Antonio D., salió de una entidad bancaria con un maletín y fue en busca de su auto estacionado en el garaje de San Juan al 2400 sin percatarse que a poca distancia lo seguía Salguero Alvarado. Cuando Omar D. llegó al estacionamiento el ladrón se le puso a la par y comenzaron a forcejear.

La víctima del robo golpeó al ladrón pero no pudo evitar que le llevara el dinero y corriera por calle San Juan en busca de su cómplice, que lo esperaba en la moto al lado de un árbol. Pero los ladrones no sabían que el asaltado es un ex policía y que portaba una pistola. Sin dar la voz de alto, el ex agente se paró, hizo blanco y disparó dos veces. Uno de los tiros impactó en la zona lumbar de Salguero Alvarado e hirió en la espalda a su cómplice .

La moto arrancó y tomó por Pueyrredón. Según fuentes policiales y algunos testigos, dobló por Mendoza hasta llegar a Oroño. En esa esquina Salguero Alvarado se tiro de la moto con una herida en la espalda y cayó a la vereda empapado en sangre. "El muchacho se retorcía y gemía pero le salía sangre de todos lados", dijo a La Capital un joven que trabaja en un negocio de Oroño al 1100.

Al ver al hombre tirado y malherido se acercó hasta él una persona que bajó de un Renault Laguna e intentó ayudarlo, pero al ver la escena decidió llamar al Sies que lo trasladado al Heca, donde quedó en terapia intensiva hasta fallecer unas horas después.

Buscando ayuda

En tanto, Ricardo Fabricio G. llegó por sus propios medios al Sanatorio de la Mujer y ensangrentado se sentó en la recepción para que lo atiendan. Le comentó a la recepcionista que había recibido "una bala perdida" y la empleada se comunicó con el gerente del centro asistencial, quien dio aviso a la policía tras ordenar que no lo atendieran. Así, el presunto cómplice fue trasladado al Hospital Provincial con una herida de fuego en la zona lumbar.

Cuando los efectivos llegaron al estacionamiento detuvieron a la víctima del robo y quien disparó contra los ladrones. Omar Antonio D. entregó el arma y les explicó que es un agente retirado de la policía de la provincia. La fiscal en turno Georgina Pairola dispuso que el ex policía quede alojado en la seccional 6ª para determinar las pericias correspondientes.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario