Ataque mafioso

Pruebas sobre cómo se planearon desde la cárcel los ataques

En la audiencia contra el supuesto autor material de una de las balaceras se revelaron elementos sobre cómo recibió las órdenes y la información.

Viernes 10 de Agosto de 2018

Ariel "Guille" Cantero será imputado dentro de los próximos diez días como el autor intelectual de las balaceras a casas que pertenecieron al juez Ismael Manfrín. ¿En qué se basa la Fiscalía para acusarlo? Parte de los elementos fueron adelantados ayer en la audiencia contra un supuesto ejecutor material (ver página 36), donde los fiscales dieron cuenta de la declaración de un testigo de identidad reservada, conocido de Guille. Esta persona declaró que, horas antes de los ataques, el condenado como jefe de Los Monos le envió una captura de pantalla con datos personales del juez y le pidió que los guardara.

Esa imagen se recuperó de un teléfono hallado en el pabellón de Piñero donde están alojados miembros de Los Monos.

Datos personales

Según reveló la fiscal Natalia Benvenutto, el testigo declaró que Guille usualmente se contactaba con él desde un número terminado en 135. Pero el 29 de mayo pasado le pidió que le guardara información que le enviaría desde otra línea, terminada en 771. Entonces le mandó por whatsapp una captura de pantalla con partes de una conversación tachadas y donde figuraban datos personales de Manfrín: todos los domicilios donde residió, el vehículo en el que se desplazaba, su celular y el nombre y celular de su esposa. Averiguar esto, para los fiscales, requirió cierta logística aunque no serían datos difíciles de obtener.

El testigo señaló que no era usual que Guille le enviaran esta clase de información. Y que en ese momento no le dio mayor relevancia. Hasta que se enteró por los medios de los atentados al juez. Entonces "se asusta, intenta comunicarse con Guille para saber por qué le había enviado esto, pero no recibe respuesta", reseñó la fiscal. El 30 de mayo se entera del traslado de Guille a Resistencia y "termina concluyendo que muy probablemente le haya mandado esos datos porque sabía que con el traslado iba a perder el celular". Para el testigo "no caben dudas de que fue Guille Cantero el que ordenó esto".

"No los borres"

Según los fiscales, esos dichos fueron corroborados por medios técnicos. En una requisa del 2 de junio pasado a pabellón de Los Monos en Piñero se secuestraron 42 celulares. Entre ellos un Galaxy J7 peritado por Gendarmería. "Mediante un análisis minucioso y artesanal se estableció que ese aparato era usado por Guille Cantero", dijo Benvenutto.

Esto se determinó a través de mensajes de whatsapp enviados y recibidos. En el celular secuestrado se encontró la captura de pantalla con los datos tachados, selfies de Cantero y fotos de la intimidad de su familia. Asimismo, al peritar los teléfonos secuestrados en la cárcel detectó que en otro aparato la línea terminada en 771 estaba agendada como "Gui".

En el Galaxy se recuperó la captura de pantalla original, sin partes tachadas, con los datos de Manfrín y el diálogo completo. "A las 18.51, es decir dos horas antes de los hechos, Guille Cantero mantiene una conversación por whatsapp con alguien a quien le dice: «No los borres, ahí los mando». Le pasa los datos de Manfrín a su interlocutor, que le dice: «¿Por dónde es eso? ¿Cuál sería?»".

Con ayuda externa

"La lógica permite conjeturar que sería Guille Cantero, auxiliado por una persona que muy presumiblemente está en libertad, quienes en connivencia ordenaron estos atentados", dijo la fiscal, para quien los ataques se motivaron en "la resistencia de Cantero a ser trasladado a un lugar que lo alejaba de su familia y sus negocios".

Con estos elementos, Guille será acusado de ordenar los atentados dentro de los próximos diez días y en una audencia por videoconferencia, según indicaron fuentes de la acusación.

Una lista tentativa de los atentados

Entre las evidencias mencionadas ayer en la audiencia imputativa contra Brian F. (ver página 36) se citaron dichos de un testigo de identidad reservada que refirió una lista con los atentados a concretar. Y que estos apuntaban a cuatro jueces (dos hombres y dos mujeres, una de ellas hija o sobrina de un ex presidente de Rosario Central) y cuatro policías.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});