Policiales

Procesan con prisión preventiva a 23 miembros de Los Monos en una causa por narcotráfico

Lo dispuso el juez Marcelo Bailaque, titular del Juzgado Federal N° 4. Están imputados por integrar una asociación dedicada al tráfico ilegal de estupefacientes. Entre los implicados están Guille Cantero y Ema Chamorro. Se cree que operaban desde la cárcel. 

Martes 29 de Diciembre de 2015

El juez Federal Marcelo Bailaque procesó y dictó la prisión preventiva para 23 personas en el marco de una causa en donde se investiga a Los Monos, una de las bandas narcocriminales más importantes de la ciudad. Entre los implicados se encuentran Ariel Máximo Cantero (alías Guille) y Ema Chamorro, sindicados como líderes de esta organización, quienes al parecer operaban desde la cárcel de Piñero, donde están detenidos. 
 
La imputación es por el delito de tráfico de estupefacientes, agravado por la participación de tres o más personas. 
 
Esta organización, que según el juez operaba al menos desde noviembre de 2014, se dedicaba a la venta de estupefaciente en distintos sectores de la ciudad, en especial los puestos de venta ubicados en Laprida y Chávez y Platón al 1400, entre otros, según sostiene el juez en el fallo. 
 
El procesamiento es el resultado del megaoperativo “Los Patrones” que la Policía Federal llevó a cabo durante el último fin de semana de noviembre. Al punto que unos días después llegó el por entonces secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, quien anunció medio centenar de allanamientos simultáneos en barrios del centro y sur de Rosario, y en las provincias de Corrientes y Chaco, con el secuestro de 11 kilos de cocaína, 700 de marihuana, nueve precursores químicos y un kilo de pasta base, además de armas y vehículos.
 
En total son 23 las personas procesadas con prisión preventiva, quienes tenían diferentes vínculos con Los Monos, entre los cuales están Guille Cantero y Jorge Emanuel Chamorro (alías “Ema”), presuntos líderes de la banda y que –de acuerdo a la resolución del magistrado– continuaban manejando el negocio desde la cárcel de Piñero, motivo por el cual el magistardo dispuso el traslado a otra dependencia. 
 
Para poder lograr su cometido, el juez considera que el Guille y Ema daban las órdenes que luego eran llevadas adelante por sus respectivas parejas, Vanesa Barrios y Jésica Lloan, quienes por ende formaban parte de las líneas superiores de la organización nacrocriminal.
 
Entre los afectados por la reciente medida también se encuentra Diego Cuello, que fue absuelto por el caso de la “Narcochacra”, y quien se creía enemistado con el clan del barrio La Granada pero la pesquisa determinó que al menos compartían el mismo proveedor.
 
A la hora de justificar el procesamiento y mantenimiento de la prisión preventiva, el juez -según el fallo al que tuvo acceso este diario- tuvo “en cuenta la gravedad de los hechos imputados", al tiempo que indicó que "se trata de delitos que reprimen conductas señaladas en la Convención de Naciones Unidas contra el Tráfico Ilícito de Estupefacientes y Sustancias Sicotrópicas”.
 
“Esto impone adoptar un criterio de mayor prudencia para posibilitar el acceso a la concesión de la excarcelación”, sostiene el juez en su dictamen, en el que además afirma que las distintas pruebas recolectadas dan cuenta de la existencia de una “una organización de estructura ciertamente compleja y con proyección territorial”, con un alto poder de interferir la investigación en caso de concederse la excarcelación, al tiempo que considera que eso podría dar lugar a intentos de fuga.
 
 
Más información mañana en la edición impresa de La Capital. 
 
 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario