Policiales

Prisión sin plazos para el líder civil de banda mixta de ladrones y policías

Un hombre detenido hace una semana e imputado de conformar una banda mixta de civiles y policías a la que se le atribuye, entre otros hechos y como el más resonante, el copamiento de la subcomisaría y posterior robo a un banco de General Lagos, quedó en prisión preventiva sin plazos. Se trata de Damián "Rastrero" L., imputado como jefe de la asociación ilícita.

Jueves 17 de Agosto de 2017

Un hombre detenido hace una semana e imputado de conformar una banda mixta de civiles y policías a la que se le atribuye, entre otros hechos y como el más resonante, el copamiento de la subcomisaría y posterior robo a un banco de General Lagos, quedó en prisión preventiva sin plazos. Se trata de Damián "Rastrero" L., imputado como jefe de la asociación ilícita.

Días después de que la fiscal Viviana O'Connel pidiera mandar a juicio a cinco policías y tres civiles por integrar esa banda, el pasado 9 de agosto fue detenido Damián L., de 35 años. Y el viernes se le imputó su participación en el copamiento de la subcomisaría 13ª y el robo a sucursal de banco Credicoop de General Lagos, hecho ocurrido el 12 de mayo de 2015.

Ese día seis delincuentes irrumpieron en la sede policial donde a esa hora debía haber tres policías pero sólo estaba una empleada. Los maleantes la ataron y robaron armas y chalecos. Luego fueron al banco con intenciones de ingresar al tesoro, pero no pudieron. Entonces buscaron dinero de las cajas y huyeron en un patrullero con 143 mil pesos.

Según la investigación, Rastrero es considerado un enlace entre los ladrones civiles a su cargo y policías que entonces trabajaban en la subcomisaría 26ª de Villa Gobernador Gálvez, entre ellos quien era el jefe y su secretario, personal que es juzgado por suministrar armas y vestimenta policial a los delincuentes, además de información para facilitar sus tareas.

A Rastrero se le imputaron los delitos de organizador de la asociación ilícita, robo calificado por uso de arma de fuego agravado por ser cometido en poblado y en banda (dos hechos) y privación ilegítima de la libertad, en concurso real y en calidad de autor, por el hecho ocurrido en General Lagos.

Más robos

Pero además le endilgaron otro hecho del 5 de agosto de 2015 como uno de los cuatro ladrones que ingresaron armado a la sucursal del Banco Credicoop de Arijón al 300 de Rosario, donde se alzaron con 141 mil pesos y huyeron en dos motos.

Además, le achacaron el robo del 7 de octubre de ese año cuando cuatro hombres en motos asaltaron armados a dos personas que estaban en una camioneta estacionada a quienes despojaron de 69 mil pesos destinados pago de sueldos de una constructora.

Por esos dos hechos quedó imputado de los delitos de robo calificado por uso de arma de fuego cuya aptitud para el disparo no pudo acreditarse agravado por ser cometido en poblado y en banda.

Como la audiencia imputativa se desdobló en dos jornadas, el viernes quedó pendiente el tratamiento de la medida cautelar. El martes se retomó el trámite, presidido por la jueza Hebe Marcogliese, quien aceptó las imputaciones de la Fiscalía, rechazó los planteos de la defensa, y dictó la prisión preventiva sin plazo de Rastrero.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario