Policiales

Presumen participación policial en la oscura muerte de un muchacho

Según los partes policiales, el martes 20 de marzo a las 10 Sergio Giglio fue hallado en Jorge Newbery y Circunvalación muy golpeado.

Miércoles 28 de Marzo de 2018

Según los partes policiales, el martes 20 de marzo a las 10 Sergio Giglio fue hallado en Jorge Newbery y Circunvalación muy golpeado. Ante ello el fiscal de Flagrancia Rodrigo Urruticoechea dispuso que el muchacho fuera trasladado al Hospital Eva Perón de Granadero Baigorria. Allí le efectuaron las primeras curaciones y controles y le dieron el alta. Al parecer el muchacho no dio su nombre, y cómo se registró esa misma mañana una denuncia del 911 sobre un robo cerca del lugar donde lo encontraron, lo llevaron como presunto sospechoso a la subcomisaría 21ª de barrio 7 de Septiembre. Horas después Giglio volvió al hospital muy golpeado. A su abuela Urbana un médico le dijo que "tenía la cabeza lastimada y el cerebro no se iba a recuperar, era irreversible". El sábado a la madrugada Sergio murió.

Mensajes

La familia de Sergio pudo reconstruir sus últimas horas a partir de llamadas del muchacho al celular de Mirta, su madre. En tanto su abuela Urbana relató ayer a La Capital las últimas horas de su nieto: "A las 5 del lunes lo pasó a buscar el patrón para llevarlo a la obra donde trabajaba y después lo dejó a las 18 en Juan José Paso y Circunvalación. Ahí Sergio llamó a Mirta y le dijo que iba a llegar en un rato. Se hicieron las 22 y no llegó; se hicieron las doce y no llegó. Entonces mi hija fue a hacer la denuncia y no se la tomaron. El martes a la tarde ella se enteró que había un muchacho internado en el Eva Perón y ahí lo encontramos".

Sergio trabajaba de albañil hace dos años y estaba construyendo para él, su mujer Nancy, y su hija Damaris, de 3 años, una "piecita al fondo de la casa" de Oncativo al 2600, en la denominada Zona Cero.

Cuando la familia llegó al hospital se enteró de que Sergio había estado allí dos veces. "Una médica nos dijo que la primera vez estaba bien, que le hicieron curaciones y que se fue esposado y caminando", contó Jesica, la hermana de Sergio.

En la seccional

Al parecer Giglio no se identificó y la policía dudó de su participación en el robo denunciado el martes a la mañana en Circunvalación y Jorge Newbery, así que lo trasladaron a la sub 21ª. Lo que sucedió allí no está claro y la fiscal de Violencia Institucional Karina Bartocci, ordenó la toma de testimonios al personal que llevó a Sergio a la seccional y a los efectivos de la misma. También secuestró el libro de guardia y relevó los GPS de patrulleros involucrados en los traslados.

La abuela Urbana recordó ayer: "El miércoles estuvimos todo el día con él y a las cinco de la tarde nos dicen que el cerebro estaba muy dañado. El jueves y el viernes fueron muy duros. Nos dijeron que lo iban a desconectar, que era irreversible. No nos dejaron verlo y el sábado murió. Nos llama la atención porque la médica nos dijo que la primera vez le hicieron una tomografía, un electro y que estaba bien".

Para Urbana, "fue la policía la que lo golpeó, ellos estuvieron siempre con él". Y da por el suelo con la versión del robo: "Mi nieto no tenía antecedentes y del robo no apareció nada. Ni el robado ni el cuchillo ni nada y mi nieto no tenía armas. Anoche la familia esperaba en su casa que le entreguen el cuerpo: "Queremos despedirlo y enterrarlo, ya sufrimos mucho".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario