Policiales

Piden que se investigue si nombres agendados en celulares son de policías

Uno de los teléfonos secuestrados a Jorge Emanuel Chamorro en 2012 sugiere al fiscal la idea de la amplia cobertura policial.

Jueves 22 de Noviembre de 2018

Uno de los teléfonos secuestrados a Jorge Emanuel Chamorro en 2012, dos años antes de que se iniciara la causa Los Patrones, sugiere al fiscal federal Federico Reynares la idea de la amplia cobertura policial que organizaciones de narcomenudeo gozaban por aquel entonces, cuando llegaron a contabilizarse 100 búnkeres funcionando a cielo abierto en la ciudad.

En la audiencia de ayer se leyeron los contactos que figuraban en la agenda de tres de esos celulares. Allí figuran nombres como el de Cristian Floiger, ex jefe de Inteligencia de la ex Drogas Peligrosas, absuelto en abril de este año en el juicio en el que fue acusado de pertenecer a la red de cobertura de Los Monos. Hay números que se presumen pueden ser de efectivos de comisarías de Rosario. Y una alusión directa, en una conversación por mensaje de texto, a un ex jefe de policía de San Lorenzo.

En ese marco Reynares Solari pidió al Tribunal Federal Oral 3 que se remita todo ese contenido a una fiscalía federal para iniciar un sumario con todos esos contenidos.

Celulares que hablan

El 4 de septiembre de 2012 Ema Chamorro fue detenido en una casa de Pasco 60 bis junto a otras tres personas. En el procedimiento la Policía Federal secuestró estupefacientes y tres celulares. Uno de ellos tiene entre sus contactos a personas relacionadas con el mundo del hampa, barrabravas y policías.

Por ejemplo "Alexi Comisaría 6ª", "Comisario 4ª", Arón (por Arón Treves, juzgado por narcotráfico), Cristian Floger (sic), Andrés Pillo (por Andrés Bracamonte) y "Fantasma", por Martín Fantasma Paz, quien sería asesinado cuatro días después de colectados esos teléfonos móviles.

Otro teléfono allí secuestrado por la Policía Federal tenía entre sus contactos a "Guille", "Tarta" (apodo de Guille Cantero), "Monchi", "Leíto 4ª" y "Luciano 6ª (se los presume policías), "Pillo Andrés" y "Salomón". Un tercer celular incluye en su agenda a Juan Domingo (por Juan Domingo Ramírez, condenado en la causa Monos), "Mariano Policía", "Monchi", "Pajarito" y "Tía Norma".

El fiscal Reynares Solari consignó ayer en el juicio que estos números le formaban la convicción de la existencia de posible complicidad policial y solicitó a los jueces del tribunal que ordenen profundizar la investigación. En especial en relación a números de usuario que pueden, a su criterio, pertenecer a efectivos policiales. Pidió en especial se considere la agenda de un Blackberry 8350i sobre estos números: "Alexis DI 6ta 3413144109"; "Crio 4ta 541821925"; "Leito la 6ta 546173967"; "Luciano 4ta 54606697"; "Mariano Pol 546881576"; "Panda 4ta 5632258" y "Víctor 4ta 5418221697".

También pidió pesquisar desde ese teléfono un mensaje enviado al 3414024456: "Voy a ver una casita y hablar con spoleti q es el jefe de san Lorenzo" (sic), dice el texto que leyó el fiscal.

"Solicito se remitan dichas constancias a la Fiscalía Federal interviniente con el fin de que se profundice la investigación respecto a la posible complicidad policial en los hechos investigados", dijo Reynares Solari.

Tres años antes

El operativo donde surgen esos teléfonos se juzgó en este proceso, pero ocurrió casi tres años antes de la desarticulación de Los Patrones. La causa se originó en un operativo del 4 de septiembre de 2012 en un pasillo de Pasco 60 bis. Allí se encontraron 50 envoltorios con cocaína. A Reynares Solari el caso le sirvió para afirmar que la existencia de una red narco que operaba desde la cárcel en 2014 no fue un acto espontáneo sino que, para Chamorro, era la continuación de su actividad previa.

Aquel día los efectivos federales detuvieron a Chamorro, Leandro Ramírez, Alan Coronel y Gustavo Duarte. Los operativos derivaron de seguimientos telefónicos a partir de los cuales fue identificado Chamorro en actividades de comercio de drogas. Para los tres últimos el fiscal Reynares pidió ayer penas de entre dos y cuatro años de prisión.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});