Policiales

Otra fiscalía investiga la desaparición de un joven

La búsqueda de Cristian Enrique, secuestrado hace una semana en un extraño episodio, fue derivada a la Unidad de Gravedad Institucional.

Martes 30 de Octubre de 2018

La unidad de fiscales de casos de gravedad institucional investiga desde ayer la desaparición de Cristian Enrique, un joven de 22 años al que cuatro hombres se llevaron en un auto el martes pasado en Las Tacuaritas y El Ceibo, a metros de su casa del barrio Cabín 9 de Pérez. Los captores iban en un auto blanco sin patente (pudo ser un Chevrolet) y abordaron a Cristian y su novia, que estaban en el vehículo del joven. Según contara ella a la familia de Cristian, al menos uno de los captores tenía puesto un chaleco con la sigla PDI (Policía de Investigaciones) y el otro llevaba una chomba y gorra que parecían de policías.

Fuentes judiciales señalaron que la denuncia ingresó a la Fiscalía el viernes, cuando se activó el protocolo de búsqueda de paradero. Desde la Fiscalía indicaron que personal de Asuntos Internos de la policía y una fiscal entrevistaron a los familiares el mismo día que ingresó la denuncia y que además se peritó el auto de Enrique.

"Se secuestró el celular de la novia y el de Enrique, que lo había dejado en la casa de la joven. Además se pidió el celular del padre para peritar pero dijo que lo había perdido", sostuvo un vocero judicial. Por otra parte se relevaron cámaras de vigilancia en la zona.

En el mismo sentido "se tomó declaraciones a los familiares por parte de Asuntos Internos el mismo viernes y los padres ampliaron en Fiscalía ayer a la mañana". Finalmente, ayer al mediodía el caso se derivó a la Unidad de Gravedad Institucional.

Angustia

La tarde de ayer familiares y amigos del joven desaparecido cortaron la avenida de Circunvalación cerca de Cabín 9. Carina, la madre de Cristian, se mostraba nerviosa e indignada. "No sabemos nada, queremos que lo busquen. Que nos atienda el ministro de Seguridad", señaló.

Su familia sostiene que Cristian, que se dedica a realizar trabajos de albañilería, "no estaba en problemas con nadie, pero no nos dan una respuesta sobre qué pudo pasar". Los únicos dos testigos de la desaparición de Enrique son su pareja, que estaba con él en el momento del secuestro, y un vecino del barrio.

"Hicimos volantes, repartimos folletos con una foto de mi hijo por todos los hospitales, parques, por lugares donde circula mucha gente. Estamos desesperados porque no sabemos nada", comentó Carina.

El padre del joven sostuvo que "se lo llevaron como si fuera una desaparición forzada. No desapareció un perro, es una persona. A la novia no la dejaron bajar del auto, uno de los que lo secuestró se quedó contra la puerta para evitar que bajara y tenía puesto un chaleco que decía PDI. Y otro tenía un pantalón azul y gorra de policía".

Cristian es delgado, mide 1,75 metro, lleva el cabello corto negro y tiene todo su brazo derecho tatuado. Al momento de su desaparición vestía un pantalón jean azul veteado y una remera verde agua.

cristian. El joven de 22 años está desaparecido desde el martes pasado.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});