Policiales

Niegan salidas transitorias a condenado como autor secundario de un homicidio

Treves está en la cárcel de Piñero purgando una condena unificada de 9 años de prisión.

Sábado 03 de Noviembre de 2018

La ausencia de un requisito objetivo privó a César Arón "Ojudo" Treves de obtener el beneficio de las salidas transitorias. Treves está en la cárcel de Piñero purgando una condena unificada de 9 años de prisión: 6 años como partícipe secundario del homicidio agravado por uso de arma de fuego de Gustavo Ariel Serra, ocurrido en noviembre de 2012; y 3 años por una condena federal de mayo de 2014. En audiencia oral y pública la jueza de Ejecución Luciana Prunotto rechazó el pedido de Treves al entender que para acceder al derecho de la libertad transitoria primero debe atravesar el período de prueba previsto en la ley de Ejecución de Penas.

Desde la defensa de Treves, en manos de Mariano Scaglia y Hernán Tasada, se interpretó que con "Ojudo" se cometió una "mala interpretación" por parte del Servicio Penitenciario (SP) en el cómputo de la pena. Para el organismo Treves purgaba una condena unificada a 16 años, tal la sentencia del juez Edgardo Fertitta de mayo de 2017 en el que se lo condenó a 11 años de cárcel como participe necesario del crimen de Gustavo Serra y 5 años por narcotráfico. Según esa visión Treves debía ingresar en período de prueba más adelante. Pero la Cámara Penal modificó esa sentencia en diciembre pasado y la rebajó a 9 años por entender que en el crimen de Serra había sido participe secundario, lo que no fue debidamente notificado al SP.

Ahora la defensa realizará un pedido por escrito al SP para que "Ojudo" pase por el período requerido y así poder solicitar una nueva audiencia para requerir las salidas transitorias.

La Ley de Ejecución de Penas plantea que el "régimen penitenciario" se caracterizará por su "progresividad" y constará de cuatro períodos: de observación, de tratamiento, de prueba y de libertad condicional.

De testigo a organizador

César Arón Treves pasó de ser un misterioso testigo encubierto en la causa de Los Monos a ser el preso sobre el cual se volcaron todas las miradas cuatro años atrás, cuando se conocieron escuchas en las que planeaba matar al juez Juan Carlos Vienna, al fiscal Guillermo Camporini y al subcomisario Luis Quevertoque, de la Brigada Operativa de Judiciales.

Entonces llevaba un año y medio detenido por el crimen de Gustavo Ariel Serra, un empleado de General Motors de 29 años al que mataron a tiros a la salida de un after de Maipú al 800 en noviembre de 2012. Treves, de 35 años, manejaba el auto en el que escapó el asesino y el juez Fertitta lo condenó como partícipe primario. Luego la Cámara entendió que era participe secundario, le rebajó la pena y la unificó con una sentencia del Tribunal Oral Federal de mayo de 2014.

La mañana del sábado 24 de noviembre de 2012 Treves manejaba el Chevrolet Astra rojo en el que llegó y escapó la persona que asesinó con balazos calibre 40 a Serra en el estacionamiento de Maipú al 800. El tirador y quien le había alcanzado el arma subieron al auto de Treves y abandonaron la escena. Todo eso fue captado por cámaras de vigilancia, pero hasta el momento el ejecutor de Serra no fue identificado.

Treves fue detenido en Villa Gobernador Gálvez cuando llevaba en un auto dos kilos de pasta base y 20 litros de acetona, precursor químico para fabricar cocaína. Por eso fue condenado por el Tribunal Oral Federal de Rosario en mayo de 2014 a 5 años de prisión por tenencia de estupefacientes con fines de comercialización y guarda de elementos destinados a la fabricación de drogas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});