Policiales

Negaron la prisión domiciliaria a la madre de "Pelo Duro"

Está acusada junto a un hijo de usurpar un departamento en un Fonavi de la zona sureste y proteger a un menor sospechado de dos crímenes.

Jueves 12 de Julio de 2018

A pesar de exponer que tiene un nieto de cinco años a su cuidado, la madre de Carlos "Pelo Duro" Fernández seguirá en prisión preventiva efectiva por 30 días, plazo que comenzó a correr el sábado tras quedar detenida junto a otro de sus hijos acusados de usurpar una vivienda del Fonavi de Lola Mora e Hipócrates, en la zona sudeste de la ciudad, y de encubrir a un menor de edad sospechado de dos homicidios y una docena de ataques armados. Tras evaluar el complejo contexto del caso con una investigación en marcha por violentos incidentes, una jueza rechazó ayer un planteo de la defensa, que solicitó la revisión de la medida cautelar para que se cumpla bajo la modalidad domiciliaria en favor de la mujer para que pudiera atender al hijito de "Pelo Duro".

"Los Miserables"

Miembros de la Policía Federal llegaron el viernes hasta el departamento de planta baja del Núcleo 13 de Lola Mora 4668 y detuvieron a Mónica Solana H., de 49 años, y a su hijo Brian M., de 21, tras una orden gestionada por el fiscal Matías Edery. El funcionario aglutina pesquisas derivadas de homicidios, balaceras y usurpaciones llevada adelante por "Los Miserables", una sociedad que formaron los hermanos Funes con René Ungaro, y que el 26 de junio derivó en 24 allanamientos en ese Fonavi y el vecino barrio Municipal.

En una audiencia celebrada el domingo, madre e hijo fueron imputados de tres delitos relacionados con la participación de un chico de 13 años apodado "Cumpi" en al menos un par de homicidios, una docena de balaceras por encargo ocurridos en la zona y también sospechado de ser un "tiratiros" de los Funes-Ungaro.

A madre e hijo les atribuyeron encubrir y dar protección al adolescente hasta que quedó detenido el 20 de junio tras un procedimiento de Gendarmería Nacional. El fiscal Rodrigo Urriticochea recordó ayer que ese día Mónica dijo a los gendarmes que era familiar de "Cumpi" y que lo tenía a su cargo a pesar de que los padres del menor habían hecho una denuncia por averiguación de paradero. "Mintió respecto al parentesco que tenía con él", recordó el fiscal.

El funcionario remarcó que ese chico fue el que "le puso un revólver en la cabeza" a una nena de cuatro años para expulsar del departamento a la familia de la menor, vivienda que luego fue ocupada por Mónica y alguno de sus hijos. También mencionó la denuncia por usurpación que hicieron los damnificados. Pero las hijas de la imputada, que ayer presenciaron la audiencia, negaron enfáticamente lo planteado por el fiscal (ver aparte).

Una mujer ocupada

Ambos imputados quedaron en prisión preventiva por 30 días, decisión que tomó la jueza Silvia Castelli el domingo. En esa instancia la madre de "Pelo Duro" recordó que tenía un trabajo formal desde hace más de 20 años en una empresa de limpieza, por lo cual su abogado particular, Marcelo Piercecchi, advirtió que solicitaría la habilitación de feria para pedir la atenuación del arresto.

El trámite se realizó ayer en el Centro de Justicia Penal ante la jueza María Trinidad Chiabrera. El defensor expuso entonces que Mónica tiene a su cargo un nieto de 4 años que es hijo de "Pelo Duro" (detenido desde septiembre de 2017) y recordó que la madre del niño sufrió un accidente cerebrovascular (ACV), lo cual le impide hacerse cargo de su hijo.

Para sostener el pedido, Piercecchi indicó que su clienta se hizo cargo del nene desde que tenía 8 meses. Y expuso que adjuntaría la documentación que permite certificar que se presentó ante un juzgado de Circuito de Rosario donde dejó constancia de esa custodia de hecho para poder incorporarlo a los beneficios de su obra social. Por esas circunstancias solicitó que la prisión preventiva se cumpla bajo la modalidad domiciliaria.

Con pocas palabras

Luego la jueza le cedió la palabra a Mónica. "Tengo a cargo a mi nieto de cuatro años, a mi hijo de 13 y a una hija de 18 años. Solicito si usted me puede dejar en arresto domiciliario", reclamó con voz suave. La jueza le preguntó el nombre del niño y ella respondió: "Miqueas Jesús. El está ahora con mi nena de 18 años y mi nene de 13", agregó.

La jueza llamó al estrado al abogado y al fiscal y tras parlamentar unos minutos tomó la palabra Urriticochea, quien recordó aspectos de gravedad de la banda investigada. "Se detectó mediante escuchas y testigos de identidad reservada que el principal sicario es «Cumpi», que recibió encargos de René Ungaro, Carlos Jesús «Pelo Duro» Fernández, y Lautaro «Lamparita» Funes. Entre ellos hay cuatro homicidios y muchos ataques a tiros contra personas y casas", describió el fiscal.

Tras oponerse a la morigeración de la medida cautelar, el funcionario recalcó la gravedad de encubrir al menor, la peligrosidad procesal por la situación que expone a los dueños del departamento usurpado, y que además se indicó que el niño bajo custodia de la mujer puede quedar bajo cuidado de una tía.

Luego de exponer los argumentos respecto a que la decisión de la prisión preventiva estuvo a cargo de una colega (Castelli), quien ponderó los sustentos de la acusación formalizada el domingo, la jueza Chiabrera le comunicó a la madre de "Pelo Duro" que no podía hacer lugar al planteo de la defensa, y decidió mantenerle el arresto preventivo efectivo por el plazo de 30 días.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario