Policiales

Misterioso robo a la casa de la Defensora General de la provincia

Ocurrió la madrugada del martes en la finca de fin de semana de la funcionaria. Horas después recibió un Whatsapp con las caras de los supuestos ladrones

Jueves 22 de Marzo de 2018

En un hecho que parece por lo menos oscuro, la madrugada del martes al menos dos jóvenes escrucharon la casa de fin de semana que la Defensora General de la provincia, Jaquelina Balangione, tiene en la localidad de San José del Rincón, a 15 kilómetros al noreste de la ciudad de Santa Fe. Horas más tarde la funcionaria recibió un mensaje de Whatsapp en el cual autores anónimos daban cuenta de una posible connivencia policial con el episodio y adjuntaban las fotos de los supuestos autores del delito, uno de los cuales fue detenido ayer en la misma población costera donde ocurrió el atraco.

Balangione, quien es esposa del presidente de la Corte Suprema de Justicia de la provincia, Julio Gutiérrez, se había explayado a lo largo del martes en diversas entrevistas periodísticas sobre dos episodios en los cuales la Defensoría había tomado intervención. Uno fue la disposición del Servicio Penitenciario provincial sobre la limitación en el ingreso de alimentos que los familiares llevan a los presos alojados en cárceles santafesinas, lo que no sólo se tradujo en la protesta de los internos y sus allegados sino también en la presentación de un habeas corpus por parte de la Defensoría (ver aparte).

El otro tema se relaciona con el ataque a tiros que un policía perpetró contra el ladrón de un supermercado rosarino el 13 de febrero y en cuya investigación la fiscal de Violencia Institucional, Carina Bartocci, le tomó declaración a la víctima sin la presencia de la Defensoría, lo que llevó a la funcionaria asaltada a criticar seriamente la medida y reclamar "que se realice una investigación pronta, diligente y eficaz contra personal policial en el caso".

El atraco

La mañana de ayer se conoció que al menos dos jóvenes habían desvalijado la casa de la Defensora General emplazada en el centro de San José del Rincón. Para franquear la entrada los escruchantes rompieron una puerta de reja y otra de madera y arremetieron con cuanto hallaron.

Fuentes del caso detallaron que los ladrones se llevaron desde la vajilla (que era nueva porque ya había sido robada en otra oportunidad), ropa de cama, juegos de toallas, televisores y hasta la bomba centrífuga de la pileta, que estaba conectada y bajo llave. También cargaron en la mudanza una pava eléctrica, equipos de mate, ollas, sartenes, fuentes y bebidas de la heladera.

La denuncia la radicó ese mismo día el casero de la vivienda, el cual se encontró con un verdadero desastre al llegar por la mañana a realizar sus habituales tareas de mantenimiento. El hombre se mostró sorprendido porque para robar la bomba de agua de la pileta los ladrones debieron sacar el techo de la cabina, cortar la luz y sacar los bulones que la sujetaban al piso.

Lo llamativo, es que la madrugada de ayer Balangione recibió en su celular un Whatsapp en el cual se adjuntaban "imágenes y fotos de los supuestos delincuentes que produjeron el robo. En ese mismo mensaje, la funcionaria sostuvo que se "da cuenta de una posible connivencia policial con redes delictivas".

Al respecto, el jefe de policía de la provincia, Marcelo Villanúa, indicó: "Sinceramente no me consta algún tipo de mensaje que hayan dejado. De ser así, entiendo que la doctora lo pudo haber plasmado en la Fiscalía". El mismo jefe policial remarcó que en el marco de tres allanamientos realizados en Rincón fue apresado un joven de 18 años identificado como M.C., quien aparece en las imágenes del Whatsapp recibido por Balangione y que se recuperó parte de lo robado.

Contra la Fiscalía

El martes, Balangione había tenido una activa participación mediática al reclamar la resolución de un caso que en los últimos días marcó la agenda policial rosarina. Ocurrió el pasado martes 13 de febrero al mediodía cuando dos jóvenes intentaron asaltar un supermercado de capitales chinos pero el robo fue impedido por el custodio del negocio. Uno de los maleantes logró huir y el otro, identificado como Facundo O., de 27 años, cayó herido por un disparo en Mendoza al 900, a no más de 70 metros de donde se inició el hecho, por lo que fue internado en el Hospital de Provincial.

El jueves 15 de marzo a las 10, el joven asaltante iba a ser trasladado para prestar declaración testimonial en la Fiscalía a cargo de Bartocci y la Defensa Pública había solicitado participar para "informar y asesorar al joven respecto de las implicancias que sus dichos podían tener en la causa en la que cual está acusado de robo y de garantizar la legalidad de la testimonial", según lo dicho por la Defensoría Regional Rosario, a cargo de Gustavo Franceschetti.

Sin embargo, "al concurrir a la Fiscalía el personal de la Defensoría, a las 9.50, se le informó que a la víctima de los disparos policiales se le había tomado declaración minutos antes y se había dispuesto su traslado al lugar de detención, en una maniobra que desprotegió a la víctima, la privó de sus derechos de asesoramiento y representación y frustró la intervención de la Defensa Pública en su rol protectivo ante episodios de violencia institucional", según Franceschetti.

Eso llevó a que se reproche el accionar de la fiscal Bartocci por escrito y a denunciar lo ocurrido al Fiscal Regional Patricio Serjal ya que la Defensoría nunca tuvo acceso a una copia de la declaración del imputado ni de la investigación, por lo que el episodio fue registrado como "mala práctica judicial en el Registro Provincial de Casos de Tortura, Tratos Crueles, Inhumanos y/o Degradantes, Abuso policial, Malas Prácticas y otras afectaciones a Derechos Humanos creado por la Defensoría provincial".

Para la Defensoría, a partir del testimonio del asaltante ante la Fiscalía y el video del domo ubicado en Mendoza y Maipú "queda en evidencia que el relato de la víctima es coincidente con lo ocurrido (baleado por la espalda), encuadrando el hecho en un caso de violencia institucional. Contrariamente, el acta de procedimiento contiene omisiones y falsedades".

Y, de acuerdo al planteo de la Defensoría, "existen elementos suficientes para enderezar la investigación hacia un delito contra la vida o la integridad corporal, agravado por el uso de arma de fuego y por abuso de las funciones policiales". Por lo que a su entender, "la investigación también deberá seguirse por falsedad de instrumento público contra los oficiales de la fuerza que labraron el acta de procedimiento".

En ese marco, el martes Balangione solicitó ante la Fiscalía que "se realice una investigación pronta, diligente y eficaz contra el personal policial en el caso que tiene como víctima a Facundo O." y que la pesquisa sea realizada con exclusión absoluta de personal policial que pueda tener compromiso institucional con la misma.

enojada. Balangione no cree que el robo a su casa haya sido al azar.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario