Policiales

Milton César quedó tras las rejas imputado del homicidio de un vecino

Milton César, de 28 años, quien pasó un tiempo en la cárcel y es sindicado como rival de la banda de Los Monos, fue detenido el martes.

Viernes 05 de Julio de 2019

Milton César, de 28 años, quien pasó un tiempo en la cárcel y es sindicado como rival de la banda de Los Monos, fue detenido el martes y ayer fue imputado por el homicidio de Angel Roberto Carrizo, de 29 años, ajusticiado a balazos el 27 de junio pasado frente a su casa de 24 de Septiembre y Esmeralda. César, que en la saga de homicidios que vengaron la muerte del líder de Los Monos Claudio "Pájaro" Cantero perdió a un hermano y a su madre, ahora fue acusado por un homicidio agravado por el uso de arma de fuego. Pero él se declaró inocente, dijo que estaba en su casa (a una cuadra del hecho) y denunció persecución policial.

Lo último que se supo de César antes de quedar detenido fue que había sido sentenciado a 4 años y 6 meses de prisión por amenazas calificadas y portación ilegal de arma de guerra por un hecho ocurrido en abril de 2014 en el barrio Tablada.

Libre por poco

Tras cumplir la pena recuperó la libertad el pasado 8 de abril. Sin embargo fue detenido el martes cuando circulaba en un Renault Fluence en Grandoli al 3400 en el cual viajaban un menor de 16 años y otro hombre de 28.

Luego de constatar su identidad, los efectivos policiales lo trasladaron a la seccional 16ª donde surgió que estaba mencionado como sospechoso en la investigación del crimen de Carrizo.

El hecho ocurrió aproximadamente a las 17.30 del 27 de junio cuando Carrizo se encontraba en la puerta de su casa. Según los testimonios, una persona bajó de un auto negro y le efectuó al menos siete disparos, dos de los cuales le dieron en el tórax.

De acuerdo a la reconstrucción del caso, la víctima había arribado en un Volkswagen Bora junto a su mujer y a su hijo de 10 años. Cuando se detuvo otro auto advirtió el peligro y le pidió a la familia que ingresara a la vivienda. Malherido, el hombre fue llevado al hospital Provincial, donde arribó ya sin vida.

El señalamiento de un testigo ubicó a César en la escena del crimen, por lo cual el fiscal Florentino Malaponte ordenó que quedara detenido y, entre otras medidas, se le secuestrara el teléfono celular y se requisara a los ocupantes del auto.

Ayer fue traslado al Centro de Justicia Penal (CJP) donde durante una audiencia imputativa le achacaron el crimen de Carrizo. El fiscal, con base en un testigo de identidad reservada, le imputó el delito de homicidio agravado en concurso real con portación de arma de guerra.

El funcionario recordó que hay medidas pendientes de producción, como relevamiento de cámaras de videovigilancia, testimoniales y pericias sobre los elementos secuestrados, principalmente los teléfonos. Y solicitó la prisión preventiva sin plazos. Además, refirió que la familia de la víctima está aterrorizada.

Denunció hostigamiento

La abogada defensora Marta Macat se opuso a esa idea del caso y a la calificación. Rechazó el planteo fiscal en referencia a le medida cautelar, y reclamó que se acopien los registros de las cámaras de seguridad. Luego reclamó la libertad de César, o que la prisión no supere los 40 días.

Después César decidió hablar ante el juez Rafael Coria. El joven se declaró inocente y dijo que al momento del homicidio estaba dentro de su casa (Esmeralda 3900), escuchó los disparos y salió, lo cual prometió probar con testimonios.

Pero además recordó al Tribunal que no cometió ninguna infracción de tránsito al ser detenido, sino que fue hostigado por la policía, que intentó coimearlo y lo maltrató por su pasado reciente. Su defensora apuntaló a su cliente y recordó que cumplió su condena.

También explicó que no tenía conflictos con la víctima y procuraba mantener una vida normal tras salir del encierro. En ese sentido indicó que en lo últimos días había sufrido hostigamiento policial en la calle, lo cual dejó asentado el mismo 27 de junio en la Fiscalía de Violencia Institucional, donde aportó imágenes de un celular que lo acreditaban.

El juez escuchó los planteos de la partes y finalmente resolvió acoger la acusación fiscal y la calificación tal cual la formuló, y dictó la prisión preventiva por el plazo de ley de César. Además, tras un pedido de la defensa, ordenó que se lo alojara en la Unidad Penitenciaria Nº 6 por razones de seguridad personal.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario