Policiales

Mató a puñaladas a su mujer frente al bebé de ambos y luego se suicidó

Fue ayer a la madrugada. Lucas Martina habría confesado el crimen a su madre y minutos después se pegó un tiro en la cabeza. Tenía 30 años

Sábado 21 de Octubre de 2017

Por segunda vez en menos de una semana los vecinos de Las Parejas se vieron conmovidos por el asesinato de una mujer. Alrededor de las 5 de la mañana de ayer efectivos de la comisaría 2ª de esa ciudad del departamento Belgrano llegaron a un complejo de casitas iguales ubicado en el cruce de las calles 26 y 9 bis y al ingresar se toparon con el cuerpo de Aymará Jesús Zehnder, de 20 años, asesinada con al menos dos puntazos en el cuello. Al lado del cadáver dormía una pequeña bebé de 15 días.

Pero ese era sólo un rostro de la tragedia. A siete cuadras de allí Lucas Martina, de 30 años y pareja de Zehnder, yacía sobre la vereda de la casa de su madre con un balazo en la cabeza. El hombre fue trasladado en primera instancia al hospital de Cañada de Gómez y desde allí derivado al hospital Eva Perón de Granadero Baigorria. En estado crítico, finalmente falleció ayer a la tarde. El trágico episodio es investigado por la fiscal de Cañada de Gómez Natalia Benvenuto.

"Lo poco que se pudo saber es que llegó a la casa de su mamá y le dijo que se había mandado una macana y había matado a Aymará. Le dijo a su madre que le dejaba su moto porque la iban a necesitar. Luego salió a la vereda y se pegó un tiro en la cabeza con un revolver calibre 32. Pero la fortuna quiso que el proyectil impactara en una placa de acero quirúrgico que le colocaron en septiembre del año pasado y desviara el disparo. Igualmente está gravísimo", relató un vecino de la joven familia, antes de que se produjera su muerte.

"Una macana"

"¿Qué pudo haber pasado acá? El era muy celoso de la chica. Pero además era un muchacho que se anotaba en todas, acá todos lo conocían como «el loco Martina». Tenía problemas de adicción y supo tener quilombos con la policía. Hace poco más de un año escapando de un control vehicular se estrelló con una moto contra una columna. Algunas de sus ex decían que era un tipo violento. Con esta chica estaba hace poco más de un año. Lo que pasó sólo lo saben él y la pobre piba muerta", remarcó un vecino del barrio.

Poco antes de las 5 de la mañana de ayer, según trascendió de fuentes allegadas a la investigación, Lucas llegó hasta la casa de su madre y la despertó: "Mamá, me mandé una macana. Te dejo la moto porque la van a necesitar", le dijo.

Luego salió a la vereda de la casa ubicada en el cruce de las calles 5 y 10 bis y entonces se escuchó una detonación. Al salir la madre de Lucas se topó con el cuerpo de su hijo con un balazo en la cabeza. A su lado había un revólver calibre 32.

La madre del joven llamó a la policía. Al llegar los efectivos les contó lo que había sucedido y que su hijo vivía con su pareja y su hija en un complejo de viviendas ubicado en calle 26 al 400.

La beba dormía

Mientras Lucas era asistido y trasladado al hospital de Cañada de Gómez, una dotación de la 2ª recorrió las siete cuadras hasta la casa de la joven familia. Al ingresar a la vivienda se toparon con el cuerpo de Aymará en la habitación. Estaba tendida sobre la cama con al menos dos puntazos en el cuello. Al lado de la mujer muerta dormía su pequeña hija de 15 días.

"Cuando los policías entraron y vieron el cuadro pensaron que la bebé también estaba muerta. Fue un momento muy feo. Cuando se percataron de que estaba dormida la llevaron al hospital de la ciudad y después de algunos chequeos se la entregaron a la abuela materna", relató una vecina del lugar consultada vía telefónica.

"La chica —relató la mujer— era ama de casa, buena gente, hija de una familia de laburantes. Los papás son separados, pero se llevan bien. El papá biológico es changarín. Su mamá rehizo su vida con un empleado metalúrgico. Gente de laburo. Los padres del muchacho, la misma historia, es buena gente. Todo esto es una locura".

"Es una pesadilla. Ninguno de los vecinos que vivimos alrededor de la casa de estos chicos escuchamos pelea o discusión. Ayer anduvieron caminando con la bebé, como si nada", indicó otro residente.

"El pibe era algo violento. Lo que se comenta en el barrio es que hace un par de semanas atrás tuvo un episodio en el que zamarreó a su pareja a la vista de un agente municipal. Y cuando éste quiso intervenir ella le dijo que no pasaba nada y que ya se le iba a pasar, porque siempre se le pasaba", agregó.

Placa

En la escena del crimen se hizo presente la fiscal de Cañada de Gómez Natalia Benvenuto, quien relevó la escena con efectivos de la Policía de Investigaciones (PDI) de Las Rosas. El cuerpo de Zehnder fue remitido al Instituto Médico Legal (IML) de Rosario donde se le practicó la autopsia. En principio la fiscal trabaja sobre una hipótesis de homicidio doloso agravado por el vínculo y episodios de violencia de género.

Lucas quedó internado en terapia intensiva del hospital Eva Perón, donde estuvo durante horas en estado delicado y con pronóstico reservado. Fuentes allegadas al caso indicaron que a mediados de septiembre del año pasado le habían colocado una placa de acero quirúrgico a raíz de un accidente de tránsito, cuando a bordo de su moto chocó contra una columna.

"La bala se desvió (en la placa de metal) causándole igualmente daño grave en zona de la cabeza", habían confirmado al mediodía desde la Fiscalía Regional Rosario, que por la tarde ratificó que el muchacho había muerto minutos antes de las 20.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario