Policiales

Los turistas que supuestamente intentaron estafar al casino "quieren seguir viaje porque no hay pruebas contra ellos"

Así lo indicó Marcos Cella, defensor de los extranjeros que están acusados de hacer trampa en el casino de Rosario. La acusación es por tentativa de estafa en una partida de pócker. Tras permanecer casi una semana detenidos, los turistas están con arresto domiciliario.

Miércoles 22 de Febrero de 2012

“Estos chicos tienen que estar en libertad, disfrutando de su viaje porque en la cuestión de fondo no hay nada para tenerlos detenidos”, afirmó esta mañana Marcos Cella, abogado defensor de los dos turistas turcos que están acusados de hacer trampa en una partida de pócker con cartas marcadas en el casino del City Center. Los dos extranjeros llevan más de diez días imputados tentativa de estafa y actualmente se encuentran bajo arresto domiciliario, pero bajo observación judicial.

En declaraciones al programa La mañana rosarina de La Tres, Marcos Cella remarcó que no hay pruebas que implequen a los jóvenes en una supuesta maniobra defraudatoria contra el casino.

“El Casino entregó las cartas que supuestamente estaban marcadas dos horas más tarde a la policía. Es decir, entregó a estos jóvenes a la policía y dos horas más tarde entregó los naipes. ¿Cuál es la garantía de que esas cartas no fueron marcadas por ellos mismos? Ninguna, y hay que ver si están marcadas. Tampoco hicieron lo propio con algún dispositivo para marcarlas”, sostuvo el letrado.

Un tema pendiente en la investigacíon es la exhibición de las imágenes captadas por las cámara de seguridad del casino, donde al parecer quedó registrada la trampa que hicieron los extranjeros. Al respecto Cella consignó: “El juez Luis Caterina, antes de irse de vacaciones, nunca las exhibió. El viernes pasado, que fue el último día que trabajó el magistrado, estableció como día para ver los registros mañana jueves. Pero yo ya estoy yendo para Tribunales para pedir verlos hoy mismo”.

Cella remarcó que aún no se presentó ningún abogado que asuma el rol de querellante en favor del casino. “El casino se presentó como víctima y en principio denunció un hecho. Después, si quiere se pude constiuir en querellante, o no. El casino detuvo a los turcos, los llevó a una oficina, los separaron, les gritaron, les pidieron 20 mil pesos. A uno lo llevaron hasta el hotel. Subieron con él a la habitación, le revisaron la valija, le quitaron 15 mil pesos. Después volvieron al casino, hacen la entregan bajo las cámaras y después los entregaron a la policía. A las dos horas el casino entregó las cartas a la policía”, resumió.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS