Policiales

Lo condenaron a 14 años de prisión por asesinar de un escopetazo a la pareja de su ex

La pena recayó en Alejandro Pruzzo por el crimen de Emanuel Alfonso, ocurrido en septiembre de 2015 sobre la ruta provincial 18.

Sábado 07 de Julio de 2018

Alejandro Andrés Pruzzo fue condenado a 14 años de prisión por el crimen de Emanuel Alfonso, un joven de 19 años asesinado con un escopetazo en la cabeza tres años atrás a un costado de la ruta provincial 18, en la prolongación de calle Ovidio Lagos. A lo largo de un juicio oral fue acusado de matar desde un metro de distancia a la víctima que al parecer mantenía una relación con su ex pareja. El se defendió diciendo que el muchacho lo hostigaba y que se le escapó el disparo en medio de una pelea cuerpo a cuerpo. El tribunal resolvió en forma unánime condenarlo como autor un homicidio agravado y la portación del arma.

   Pruzzo, de 43 años, comenzó a ser juzgado el lunes de la semana pasada en el Centro de Justicia Penal. Había sido detenido catorce meses después del crimen en el barrio Nuevo Alberdi y desde entonces está preso. El tribunal integrado por Carlos Leiva, Héctor Núñez Cartelle y Gustavo Pérez de Urrechu dio a conocer su veredicto anteayer.

"No lo quiso matar"

El juez Leiva fue el encargado de leer los puntos de la parte resolutiva ante el acusado, su defensora Marianela Di Ponte y el fiscal Miguel Moreno.

   A la sala sólo acudieron familiares del imputado que escucharon la sentencia en silencio y se retiraron con lágrimas en los ojos. "Mi cuñado es inocente, no lo quiso matar", dijo Valeria, quien se excusó de brindar más detalles porque ella misma declaró en el juicio. "Nunca tuvo antecedentes, siempre laburó, le vamos a pedir a la defensora que apele", amplió. La defensa había pedido la absolución planteando que el disparo fue accidental y en una situación de legítima defensa.

   Emanuel Alfonso fue asesinado el lunes 7 de septiembre de 2015 en el kilómetro 1 de la ruta provincial 18. El joven vivía con su mamá a pocos metros de donde lo mataron y se ganaba la vida trabajando en los hornos de ladrillos de la zona en la que abundan casillas humildes de chapa y material. El cuerpo fue encontrado a las 10.30 en la banquina del carril con dirección norte.

   El día que fue asesinado los familiares del muchacho se reunieron a un costado de la ruta 18, a pocos metros del cuerpo, hasta la llegada de la policía. "Sólo sabemos que se había peleado con alguien", dijeron. Los investigadores indicaron entonces que una ex pareja de Pruzzo había salido un tiempo con la víctima y esto había generado roces entre los dos hombres, lo que desembocó en el crimen. Sobre ese punto giró la acusación encabezada por el fiscal de Homicidios Miguel Moreno, quien pidió 20 años de cárcel.

Relación acreditada

Pruzzo, a quien le dicen "Pintita", reconoció el hecho pero dijo que el disparo se le escapó en medio de un forcejeo con Alfonso. En su defensa se planteó que la víctima lo hostigaba, que esa misma mañana lo había apuntado con un revólver y que a menudo le hacía ademanes de tener un arma en la cintura.

   En su alegato final, el fiscal consideró que la relación entre la víctima y la ex pareja de Pruzzo quedó probada. Remarcó que un perito balístico descartó la posibilidad de un disparo accidental y que en la cabeza de la víctima no quedaron las marcas de ahumamiento propias de un tiro a corta distancia. Según la estimación pericial el disparo habría sido a una distancia de un metro, lo que permitió que comenzara a abrirse el racimo de perdigones de una escopeta calibre 12 secuestrada en el lugar del crimen.

   Según fuentes de la acusación, en el juicio declaró además un vecino que en aquel momento indicó que minutos antes del crimen iba a caballo por la banquina que ingresa a Rosario, en sentido contrario al tránsito, mientras Pruzzo iba a la par de él en bicicleta. Se separaron cuando él ingresó a un campo donde trabajaba y al llegar a la tranquera escuchó el disparo. Si bien en la audiencia dio otra versión, el testigo admitió que era amigo tanto de la víctima como del acusado y sus dichos iniciales se incorporaron por lectura.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario