Policiales

Lo condenan a 8 años por abusar sexualmente de una niña de la familia

Un hombre fue condenado a ocho años de prisión por delitos contra la integridad sexual en perjuicio de su hijo biológico y otra niña de su familia —cuñada y ahijada— ambos de 10 años. Los hechos fueron denunciados dos años atrás en la ciudad de San Cristóbal y la condena fue dada a conocer ayer al término de un juicio oral y público realizado en la mencionada ciudad del norte santafesino ante un tribunal compuesto por los jueces Alejandro Mognaschi y Osvaldo Carlos, y presidido por el abogado César Chaparro.

Miércoles 01 de Noviembre de 2017

Un hombre fue condenado a ocho años de prisión por delitos contra la integridad sexual en perjuicio de su hijo biológico y otra niña de su familia —cuñada y ahijada— ambos de 10 años. Los hechos fueron denunciados dos años atrás en la ciudad de San Cristóbal y la condena fue dada a conocer ayer al término de un juicio oral y público realizado en la mencionada ciudad del norte santafesino ante un tribunal compuesto por los jueces Alejandro Mognaschi y Osvaldo Carlos, y presidido por el abogado César Chaparro.

Si bien la fiscal Hemilce Fissore había pedido una pena de 16 años de cárcel por los delitos de abuso sexual con acceso carnal en concurso real con corrupción de menores agravada por el vínculo o relación, el acusado —un hombre de 43 años identificado como Juan B.— fue absuelto de la última imputación. En ese marco la funcionaria del Ministerio Público de la Acusación (MPA) adelantó que no descarta apelar —la defensa adelantó que sí lo hará— aunque primero tenía que analizar los fundamentos del fallo.

La condena contra Juan B., oriundo de Chaco y radicado desde hace tiempo en San Cistóbal, fue el resultado del tercer juicio oral y público en los tribunales de esa ciudad cabecera del departamento homónimo. La investigación se inició en noviembre de 2015 a partir de una denuncia radicada por "la suegra del imputado, que además es la madre de la niña abusada y abuela del niño que fue víctima de la corrupción de menores", detalló Fissore.

Durante el debate, que culminó el viernes pasado, declararon nueve testigos propuestos por la fiscalía y uno presentado por la defensa. Además se reprodujo un video con la declaración que el imputado había efectuado en una audiencia anterior.

También se reprodujo el testimonio de un hombre de 54 años que ya fue condenado en el marco de la misma investigación. Se trata de Silvio Rogelio Menghi, quien a fines del año pasado acordó en juicio abreviado una condena a tres años de prisión efectiva por cuatro casos de abuso sexual simple sin acceso carnal. Según explicaba ayer la fiscal, este hombre ya estuvo preso y ahora se encuentra en libertad condicional con reglas de conducta.

J. B. estaba acusado de abuso sexual con acceso carnal contra la niña, que es su cuñada. En tanto, se le imputó corrupción de menores agravada por el vínculo en perjuicio de su hijo biológico. En ese marco, la fiscal había pedido 16 años de prisión.

Al respecto, Fissore explicó que "la pena es menor porque el tribunal sólo condenó al hombre por el abuso sexual, pero lo absolvió por la corrupción de menores". En ese sentido, la fiscal dijo que esperará conocer los fundamentos del fallo "para analizar los pasos a seguir", es decir si apela o no la sentencia.

Otro caso reciente

La condena a Juan B. por abuso sexual de menores se trata de la segunda en dos meses en San Cristóbal, teniendo en cuenta que a fines de agosto un sexagenario fue sentenciado a doce años de prisión por abusar de dos niñas, hijas de su pareja, quien estuvo imputada de encubrir el caso.

Se trata de Juan Ramón S., de 60 años, quien fue acusado de abuso sexual gravemente ultrajante agravado por la convivencia de las dos víctimas, dos niñas de 9 y 11 años. La investigación se inició a partir de una denuncia de una tía de las nenas en septiembre de 2015, cuando el acusado fue encarcelado.

En este caso la fiscal acusó a S. de haber abusado de las niñas "de manera reiterada y habitual" en la vivienda que compartieran durante más de ocho años y en una casilla rodante que poseía el imputado en un campo de su propiedad en la zona rural de Santurce", en el departamento San Cristóbal.

La fiscal acusó a S. de cometer los abusos cuando la madre de las niñas se iba a trabajar "con el mero fin de satisfacer su deseo sexual" y les ordenaba a las víctimas no contar nada.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario