Policiales

La mirada sobre los testigos que cambiaron sus declaraciones

Lunes 14 de Mayo de 2018

Se dijo que testigos que cambiaron radicalmente sus declaraciones en el juicio de Los Monos mostraban que Vienna los había manipulado en la instrucción. El fallo analiza tres casos. En los tres consideró que "la credibilidad de esos testigos es francamente débil".

Uno es el de Diego Cuello, preso por narcotráfico y quien en la instrucción había señalado a la familia Cantero como responsable del crimen del Fantasma Paz pero cambió sus dichos en el juicio. Otro es Aarón Treves, quien había descripto una suerte de organigrama de la banda como testigo encubierto pero en el juicio dijo que fue obligado a firmar algo que desconocía.

"Quedó demostrado que Cuello y Treves mantienen vínculos con el mundo criminal y con los imputados en esta causa. En efecto, sus declaraciones oscilan entre decir lo que saben y el riesgo de autoincriminarse o empeorar su situación procesal", dijo el tribunal, y recordó que Cuello está imputado junto a Ariel Máximo "Guille" Cantero en la causa federal por narcotráfico llamada Los Patrones.

"Esa circunstancia por sí sola genera una marcada merma en su credibilidad, a menos que se pretenda una interpretación ingenua por parte del tribunal. Ambos declarantes dicen y se desdicen en una actitud pendulante entre los supuestamente verdadero y lo falso".

El tercero es Diego Germán Romero, un consumidor de drogas que dijo que Los Monos le ofrecieron atender un búnker pero recibió disparos en su casa y se retractó. Para el tribunal, cambió su testimonio "por temor a represalias, temor que aparece justificado".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario