Policiales

"La instrucción de esta causa no tuvo la garantía de un juez imparcial"

Lo dijo el abogado Carlos Edwards al alegar en nombre del núcleo duro de Los Monos. Fue muy crítico de la investigación y pidió la nulidad de todo lo actuado

Jueves 22 de Marzo de 2018

La parcialidad del juez que llevó adelante la instrucción de la causa. Ese fue el eje que ayer desarrolló el defensor del núcleo duro de la banda de Los Monos, Carlos Edwards, al retomar los alegatos que el martes expusieron sus colegas Fausto Yrure, Carlos Varela y Adrián Martínez. También se explayó sobre lo que él consideró un "contexto de crisis institucional política en la provincia" que llevó a que desde el Poder Ejecutivo existiera la decisión de perseguir a la familia Cantero como integrantes de una banda narco delictiva para demostrar resultados.

Para Edwards hubo un hecho que marcó un antes y un después en Santa Fe. En diciembre de 2012 el jefe de la policía de la provincia, Hugo Tognoli, fue detenido acusado de brindar protección a narcos del sur provincial. Para el letrado, ese hecho se produjo en un contexto muy particular: el de la puja entre la Nación y la provincia en medio de la cual incluso llegó a rumorearse que el gobierno de la ex presidenta Cristina Fernández podía llegar a intervenir el territorio al mando del ex gobernador Antonio Bonfatti.

"Esto permite concluir que la presente causa por asociación ilícita ha sido la respuesta política del socialismo en el combate contra la violencia urbana y el narcotráfico, que era el reproche que le realizaba el gobierno nacional", sostuvo el letrado, quien afirmó que en marzo de 2013, a poco de que Tognoli fuera apresado nuevamente tras una falta de mérito revertida por la Justicia, fue creada la Brigada Operativa de Judiciales (BOJ), cuyos miembros, el 23 de abril de ese mismo año solicitaron al entonces juez de Instrucción Juan Carlos Vienna que autorizara intervenir los teléfonos de presuntos miembros de la banda de Los Monos.

Información de calle

El motivo aludido fue que "por información de calle", entendían que eran allegados a la familia Cantero quienes había dado muerte a Martín "Fantasma" Paz, hecho ocurrido el 8 de septiembre de 2012 e investigado por el propio Vienna, quien autorizó las escuchas sobre las que se estructura gran parte de la acusación a la banda de barrio Las Flores.

Así, Edwards introdujo la otra pata sobre la que se sostiene su afirmación de que la causa contra los Cantero no puede prosperar: que, además de una decisión política de llevar a Los Monos tras las rejas, existía una relación entre el juez Vienna y Luis Paz, el padre del "Fantasma".

Así, el letrado hilvanó una serie de pruebas que los defensores desplegaron durante las audiencias de debate tendientes a probar esa vinculación: dos viajes en los que Vienna y Paz coincidieron en los Estados Unidos y una fotografía en la que aparecen sentados uno al lado del otro en una pelea de boxeo en Texas.

¿En qué influye esta relación? El homicidio del "Fantasma" fue el que dio origen a la investigación que ahora se ventila en el juicio. Fue el 8 de septiembre de 2012 y si bien nunca se supo quién estuvo detrás de ese crimen, una de las puntas que habían seguido los investigadores es que Paz había sido asesinado por orden de Los Monos. Y, además, cuando Claudio "Pájaro" Cantero fue asesinado a tiro en mayo de 2013, hubo una sospecha que nunca terminó de investigarse: indicaba que el ideólogo de ese homicidio había sido el padre del "Fantasma", es decir Luis Paz.

"El juez no solo debe ser imparcial sino también debe parecerlo", sostuvo Edwards, y con ese argumento más tarde solicitó "la nulidad de la causa" porque fue "consecuencia de la parcialidad de un magistrado instructor", lo que, a su entender "afectó la garantía de contar con un juez imparcial".

Posverdad

A su turno, para hablar de la situación de Ariel Máximo "El viejo" Cantero, sindicado como uno de los jefes de la asociación ilícita, el abogado Carlos Varela utilizó el término de "posverdad". "Es una palabra que sirve para señalar una tendencia a la creación de argumentos y discursos que se caracterizan por partir de la asunción de que la objetividad importa mucho menos que el modo en el que lo que se afirma encaja en el sistema de creencias que nos hace sentir bien. Supone un emborronamiento entre la verdad y la mentira y crea una categoría distinta en que un hecho, sea ficticio o no, es aceptado de antemano por el simple hecho de encajar en su propio esquema mental".

Para Varela, en esta práctica cayeron los fiscales, ya que de la prueba que se ventiló durante las audiencias de debate, a su entender, no hay elementos para suponer que Ariel Cantero padre era parte de una organización criminal y, mucho menos, su jefe. Más tarde, Yrure hizo las mismas consideraciones respecto de la situación de Ariel Máximo Guille Cantero y de Leandro "Gordo" Vilches.

Uno a uno

Ya durante la tarde, los defensores de los allegados al "núcleo duro" de Los Monos alegaron pidiendo absoluciones con algunas líneas en común: cuestionaron los métodos de la Brigada Operativa de Judiciales que concentró la pesquisa, dijeron que no existen pruebas contra sus clientes y señalaron que la existencia de una asociación ilícita no está probada. Así, los abogados fueron desplegando sus argumentos:

• Silvana Jésica Gorosito: Es la pareja de Ramón "Monchi" Machuca y está acusada por asociación ilícita y encubrimiento agravado. La Fiscalía la ubica dentro del grupo de los "testaferros" de la banda a partir de una investigación de su estado patrimonial y pidió para ella 6 años de prisión. Fue procesada por tener a su nombre dos taxis Renault Logan, un Citroën DS3, un Volkswagen Bora TDI y una casa de Hilarión de la Quintana al 1100. Estos bienes, para la acusación, no se condicen con su situación económica porque de septiembre de 2007 a enero de 2011 fue beneficiara de un plan alimentario provincial.

Al respecto, el abogado Juan Ubiedo pidió su absolución: "No se demostró cuál fue la capacidad económica de Gorosito previa a la adquisición de esos bienes. No se ha demostrado el delito ni la responsabilidad penal", indicó. Según el profesional, Gorosito compró en octubre de 2008 un Renault Clio 5 puertas, un Logan en junio del año siguiente, otro auto de la misma marca en enero de 2011 y un Volkswagen Bora en julio de 2009. Remarcó que fueron todas adquisiciones previas a otra investigación por asociación ilícita en la cual la jueza Raquel Cosgaya le dictó el sobreseimiento en 2011. "Ya fue investigada por sus bienes", remarcó.

En otra línea, argumentó que no puede ser acusada a la vez como miembro de una banda y por encubrimiento porque ambos delitos se excluyen mutuamente. Consideró que la pena solicitada es "desproporcionada y desorbitada" para una mujer que estuvo seis meses en prisión domiciliaria y es madre de dos hijos de 3 y 13 años.

• Angel Avaca: Este ex suboficial está acusado por asociación ilícita, cohecho y encubrimiento por pasar información a la banda del barrio Las Flores y le pidieron 9 años de prisión. Prestaba servicios como secretario en la comisaría 15ª y según la Fiscalía, en una ocasión a "Monchi Cantero se le capta una llamada diciéndole: "Me apagaste la radio y sabés que había bardo. Me tenés que llamar, ¿para qué te estoy pagando?".

Crítico con la causa, el defensor Gabriel Navas dijo que "es evidente que (Avaca) ha sido traído a juicio sin ninguna prueba" y pidió su absolución o una condena mínima. "Esta figura de asociación ilícita es un saco roto adonde se mete a todo el mundo, a todo el que haya tenido en su celular un contacto con alguien de apellido Cantero", planteó.

"Avaca es un policía que prestóservicio dos meses y medio en la comisaría 15ª. No tiene un solo antecedente penal", remarcó Navas, y dijo que en las escuchas que le atribuyen "no surge claramente la comisión de delito alguno".
   • Mariano Salomón: Cercano a "Monchi", compraba y vendía autos. Los fiscales pidieron 6 de prisión por asociación ilícita y encubrimiento agravado. En escuchas se lo oye "ayudar a otros miembros de la banda a eludir investigaciones, ocultar o hacer desaparecer pruebas de delitos", reza su procesamiento.
   Marcelo Piercecchi, su abogado, fustigó a la Brigada de Judiciales en su alegato: "Una de las primeras cosas que me llamó la atención de esta causa fue el modo como estaban redactados los partes. Después de observar quiénes los firmaban descubrí que estos personajes se repiten en el tiempo porque los conocía cuando integraban la Brigada de Drogas Peligrosas. Descubrí que utilizaban los mismos métodos que en los 90, cuando fabricaban causas, cuentos, fábulas que en los debates orales se caían".
   Pidió la absolución de su cliente recordando que le cabe el beneficio de la duda: "Lo han colocado en el rol de testaferro. La Fiscalía no ha traído ni una prueba. Lo único que dijo Salomón es haber tenido una relación con el fallecido Claudio Cantero y con Ramón Machuca. Si por eso está acá, es un error".
   • Walter Jure: Con causas por narcotráfico en la Justicia Federal, está acusado de asociación ilícita y le pidieron 6 años de prisión. Su abogado, Marcelo Martorano, alegó que la causa debe declararse nula por haber sido incompetente el juez de Instrucción Juan Carlos Vienna, dado que las escuchas que le dan origen no fueron ordenadas durante su turno. "Vienna tenía limitada su jurisdicción para investigar el crimen de (Martín) Paz y no así una asociación ilícita cuya instrucción jamás fue ordenada conforme a derecho". Pidió la absolución de Jure por el beneficio de la duda y por no haber prueba fehaciente.
   • Angel Delmastro: Fue agente de la ex Drogas Peligrosas y está imputado de asociación ilícita y violación de secreto a partir de escuchas, entre ellas una en la que le da vía libre a Ramón Machuca para atacar a tiros un supuesto búnker de la zona sur, hecho en el que murió la adolescente Lourdes Canteros. Para él pidieron 6 años y 6 meses de prisión. Su defensor, Sergio Larrubia, cargó contra la figura de asociación ilícita. "Se toma esa figura para englobar a mucha gente y sustentar una acusación sin asidero", dijo. Y también cargó contra la Brigada de Judiciales."En este caso se intentó introducir prueba donde no corresponde".
   Al respecto, Larrubia dijo que "el suboficial Ariel Lotito, ex coordinador de la División Judiciales, armó todo el andamiaje de las pruebas de Fiscalía, pero resulta que ninguno de los otros integrantes, según lo que declararon, estaban al tanto del trabajo que hacía ni del contenido de esos informes ¿Como investigaban entonces? No coinciden sus declaraciones y no puede omitirse que esta gente fue borrada de la ex Drogas Peligrosas y la Brigada conformada para investigar la muerte de Martín Paz que nunca investigó".
   En el mismo sentido, Larrubia sostuvo que "en el caso de la muerte de Lourdes Canteros, Angel Dalmastro fue acusado como partícipe, pero en esta misma audiencia la hermana de la fallecida, Nadia, aseguró que el ventanal de la casa sobre la que dispararon era espejado y tenía cortinas, es decir no se podía ver de ninguno de los dos lados y no puede imputarse como homicidio simple".
   Antes de pedir la absolución de su cliente, el abogado expresó que en la acusación como informante de Los Monos "Dalmastro nunca podría haber informado sobre los dominios de automotores ni a quienes pertenecían porque para la época en que le imputan ese delito no tenía ningún acceso a los mismos".
   • Waldemar Gómez: Trabajaba en Inteligencia de la Policía Federal en Rosario y fue acusado de facilitar información a la banda. Está imputado de asociación ilícita y violación de secreto profesional. El abogado Larrubia, quien también lo defiende, expresó que "a este hombre le cortaron la carrera de manera injusta. Sus superiores lo tenían en un alto concepto y la Fiscalía cometió una serie de errores, entre ellos el asegurar que adelantó su período de fin de vacaciones en el marco de una investigación para así cubrir su accionar. Eso fue un error administrativo que se tomó como prueba". El letrado dijo que "no se probó su participación en la asociación ilícita y las declaraciones que lo implican fueron hechas por un mitómano como el ex hombre de Judiciales Ariel Lotito, un claro mitómano", asestó.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario