POLICIALES

La defensa de los policías implicados en el caso "Bocacha" Orellano pediría que se archive la causa

Un informe biológico de la Universidad de Buenos Aires plantea que el joven muerto en un oscuro episodio en La Fluvial se ahogó al caer al río. El abogado de la familia Orellano pone en duda el informe y lo refuta.

Miércoles 03 de Febrero de 2021

El fiscal Patricio Saldutti entregó ayer a las partes en pugna en el caso de Carlos “Bocacha” Orellano un informe del Instituto de Biodiversidad y Biología de la Universidad de Buenos Aires que concluye que el joven se habría ahogado en el río. Para la defensa de dos policías implicados el informe indica que no hubo homicidio y en ese sentido podría pedir el archivo de la causa. Sin embargo, la querella que representa a la familia de la víctima no opina lo mismo y, según aseguró ayer, continúa a la espera de otras pericias encargadas en el marco de la causa.

El domingo 23 de febrero de 2020 Bocacha fue a bailar Ming River House, en La Fluvial. A medianoche fue expulsado del boliche después de un altercado en que habrían participado personas ligadas al boliche y policías. Su cuerpo apareció dos días después en el río Paraná a muy pocos metros del boliche.

Restos

En el estudio sobre diatomeas y otras microalgas realizado sobre 3 gramos de médula osea se hallaron 14 restos de algas y, al proyectar la muestra sobre el standard, que consiste en relevar un total de 10 gramos de restos medulares, se concluye que al extrapolar la muestra arroja 40 partes de alga, cifra suficiente para determinar que la muerte se produjo por afixia por inmersión.

A partir de este informe el abogado Rodrigo Mazuchini, defensor de los policías Karina G. y la pareja de ésta, Gabriel N., planteó la posibilidad de pedir el archivo de la causa. “A partir de este informe de la UBA no habría un delito de homicidio. Incluso en la primera autopsia firmada por la perito de partes Virginia Creimer se comprobó que Orellano no habría sufrido golpes, luego esta conclusión de la autopsia hecha en el Instituto Médico Legal y firmada por las partes se fue modificando”, sostuvo el letrado.

“Es que es más fácil —agregó— declarar situaciones a la prensa que firmar informes. A la hora de firmar se dijo una cosa y luego otra. Mis defendidos no están imputados de homicidio sino de omisión y si se concluye que Orellano lamentablemente tuvo un accidente y se demuestra que mis clientes no tienen nada que ver estoy evaluando presentar el archivo, que es similar a un sobreseimiento”.

>> Leer más: Un informe sostiene que "Bocacha" murió por asfixia por ahorcamiento

Esperando otro informe

En este sentido el abogado querellante de la familia Orellano, Salvador Vera, expresó que “si la defensa de los implicados plantea que Orellano se ahogó, ¿por qué los pulmones estaban secos? Nosotros esperamos el informe de ADN de manchas de sangre encontradas en el baño de Ming. Puede ser sangre de Orellano, y estamos persuadidos que el cuerpo de “Bocacha” fue recapturado del río y manipulado. Según este informe de la UBA alguien pudo secar los pulmones entonces”, afirmó Vera.

A mediados de enero de 2021 el Cuerpo Médico Forense de la Corte Suprema de Justicia de la Nación dio a conocer un estudio histopatológico que generó debates en torno a las causas de la muerte. La querella hizo su lectura y entendió que el estudio corrobora la hipótesis de una muerte violenta. Lo mismo sostuvo la comisión de seguimiento de la Cámara de Diputados de la provincia que en conferencia de prensa avaló la hipótesis de un asesinato. De momento las hipótesis y los resultados de los estudios son contradictorios según la lectura de la defensa o la querella.

Omisiones

Según la imputación a los policías implicados, éstos presenciaron la caída de Orellano al río y dieron aviso al 911 y a Prefectura Naval, pero no informaron que tanto ellos como dos patovicas habían interactuado con el chico. También fueron acusados de no haber dado aviso a la Fiscalía.

>> Leer más: Imputan omisiones a cuatro policías ligados la muerte de Bocacha Orellano y uno quedó preso

Uno de los puntos que restaba esclarecer en la investigación es si al caer al río Carlos Orellano murió ahogado o si pudo salir y entonces continuaron los problemas con el personal de seguridad del boliche y con los policías. En ese sentido el estudio de la UBA conocido ayer sostiene que murió ahogado.

Pero sigue a la espera de definiciones el estudio del la Corte que indica que Carlos no había consumido drogas ni tenía gran cantidad de alcohol en sangre, sobre el cual debe expedirse el Instituto Médico Legal. A través de un comunicado, el fiscal Saldutti indicó a mediados de enero que, además del estudio conocido ayer, se estaba a la espera de exámenes de ADN de las manchas de sangre halladas en el boliche.

“Cuando se tengan los resultados se evaluarán los pasos a seguir y se determinará cuál de las líneas que investiga la Fiscalía se robustece con estos resultados” sostuvo Saldutti en esa oportunidad.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario