Mar del Plata

La agresión en Mar del Plata: el segundo botellazo fue de espaldas y habría causado la fractura de cráneo

Los testigos contaron que Matías Montín fue golpeado dos veces con botellas de champagne vacías: la primera en el rostro y la segunda cuando ya estaba de espaldas en el suelo.

Jueves 21 de Enero de 2021

Matías Montín recibió dos botellazos cuando se encontraba en el boliche Ananá, de Mar del Plata, y el segundo lo recibió cuando estaba de espaldas y en el piso. Al menos eso es lo que se desprende de los testimonios de los testigos de la agresión sufrida por el joven de Haedo por parte de los jóvenes rosarinos, algo que ellos mismos reconocieron en su declaración de este martes, de acuerdo a lo que trascendió.

Esta última agresión, el segundo botellazo, es lo que le habría provocado la fractura de cráneo que derivó en su internación.

La información fue suministrada por los amigos de Montín y por algunos testigos que estaban en el boliche en el momento del ataque y que declararon ante la Justicia.

Tanto estas declaraciones como las que el fiscal Paulo Cubas les tomó este miércoles a los rosarinos Gabriel Alejandro Galvano (de 23 años), Andrés Guillermo Bracamonte (21) y Matías Belloso (20), ahora quedaron bajo la órbita de la fiscal Andrea Gómez, luego de que Cubas se inhibiera debido a que, por la gravedad y el tipo del delito, la instrucción corresponde a la fiscalía de turno, según destaca el diario La Capital de Mar del Plata.

>> Leer más: El fiscal aseguró que uno de los dos detenidos fue el atacante de Matías Montín en Mar del Plata

Galvano y Bracamonte fueron detenidos el martes por la tarde a la altura del peaje de Zárate, cuando intentaban regresar a Rosario, mientras que Belloso —que se había quedado en Buenos Aires— se presentó espontáneamente el miércoles en el juzgado de Mar del Plata acompañado por su padre, el ex futbolista y actual dirigente de la Conmebol Gonzalo Belloso.

Hasta el momento, Bracamonte y Galvano están aprehendidos y a la espera de una definición de su situación procesal por parte del juez de Garantías, Daniel De Marco, quien debe establecer si convierte o no la aprehensión en detención en las próximas horas. Por su parte, los abogados defensores solicitaron la excarcelación de ambos.

Por su parte, Belloso se encuentra en libertad, ya que la Fiscalía consideró que estuvo a disposición de la Justicia.

Cambio de fiscalía y ¿de carátula?

La causa judicial está caratulada “lesiones graves”, aunque también contempla la figura delictiva de “lesiones leves en riña” en perjuicio de un amigo de Montín que también fue agredido durante la madrugada del martes en el boliche.

En ese contexto, y de acuerdo a lo que trascendió, el joven sindicado como el agresor principal de Montín es Galvano, quien reconoció que le dio un botellazo al declarar ante el fiscal Cubas. Una versión similar dio Belloso, que ratificó esa versión.

Los dos imputados coincidieron en que el incidente había comenzado en el baño del boliche y luego se trasladó al VIP. Aseguraron además que ellos se defendieron de una agresión cometida por el grupo que estaba con Montín.

En tanto, el abogado de la familia Montín, Ignacio Trimarco, solicitó que la causa sea recaratulada como “tentativa de homicidio”, lo cual también será examinado por la fiscal Andrea Gómez, quien ya cuenta en su poder con las cámaras de seguridad del Centro de Monitoreo, que muestran el momento en que Galvano, Bracamonte y una mujer dejan la ciudad.

>> Leer más: Los hijos de Belloso y de Pillín Bracamonte, acusados por un brutal ataque

La declaración de Belloso

Matías Belloso dio su versión de los hechos, luego de presentarse voluntariamente en la Fiscalía.

Las vacaciones de Belloso en Mar del Plata, según su abogado, finalizaron el martes. Es por eso que ese día retornó a Capital para sumarse a la pretemporada de Arsenal de Sarandí. Cuando estaba volviendo —y siempre según la versión del letrado— paró en una estación de servicio y al ver el alcance que tuvo el hecho que protagonizaron esa madrugada en el boliche de Mar del Plata, inmediatamente se comunicó con el abogado rosarino Iván Hernández, a quién consultó sobre lo que tenía que hacer. El abogado le indicó que debía volver a Mar del Plata y presentarse en la fiscalía interviniente, pero que antes lo esperase a su padre para que lo acompañara.

Por pedido del padre, el letrado se comunicó con la Fiscalía de la ciudad de Mar del Plata para comunicarle que Matías estaba regresando a Mar del Plata para presentarse. Mientras las partes se pusieron de acuerdo para que el joven se presentase la mañana del miércoles a declarar ante el fiscal Cubas, que por entonces entendía en la causa.

Belloso finalmente se presentó a declarar y dio su versión de los sucedido en el boliche Ananá. Después de escuchar el testimonio, el fiscal no dispuso ninguna medida restrictiva ya que, al presentarse voluntariamente y ponerse a disposición de la Justicia, la fiscalía no encontró motivo alguno para dejarlo detenido porque interpretó que "no había peligro de fuga ni entorpecimiento del proceso". Es por eso que regresó a la ciudad de Buenos Aires para continuar con sus actividades.

La declaración de Belloso fue coincidente con la de los otros dos imputados y de algunos testigos del hecho. Según la defensa, quedó absolutamente aclarado que "el golpe que sufrió Matías Montín se lo propinó Galvano" y que tanto Belloso como Bracamonte "no intervinieron de ninguna manera en ese hecho".

Todos los imputados contaron que "un grupo numeroso de personas fueron adonde estaban ellos con cinco chicas, con el fin de pelearlos". Y que lo que hizo Galvano "fue un acto de defensa debido a la situación de peligro en la que se encontraban, sin que la hayan justificado".

Belloso también manifestó su "preocupación" por la salud de la víctima.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS