Policiales

Juan Murray reeemplaza a Bettiolo, quien había pedido la detención de Tognoli

Tras una disposición de la Procuradoría General de la Nación, Liliana Bettiolo fue desplazada como fiscal federal de Rosario. Estaba a cargo de la causa contra el ex jefe de la policía santafesina.

Miércoles 05 de Diciembre de 2012

El fiscal Juan Patricio Murray fue nombrado para reemplazar a Liliana Bettiolo, quien estaba a cargo de las investigaciones que se le siguen al ex jefe de la Policía de Santa Fe, comisario Hugo Tognoli, por presuntos vínculos con el narcotráfico.

La medida se conoció hoy, cuando la fiscal Liliana Bettiolo fue desplazada como fiscal federal de Rosario, mediante el decreto 682/12 firmado por la Procuradora General de la Nación, Alejandra Gils Carbó.

En dicho escrito se dispone el nombramiento en el cargo dejado por Bettiolo del abogado Juan Patricio Murray, quien hasta hoy se desempeñaba como fiscal federal de la localidad de San Nicolás.

De esta manera, Jua Murray deberá continuar la causa en la que se investiga a Hugo Tognoli, quien por orden de Bettiolo fue detenido a fines de octubre pasado por su aparente vinculación con el presunto narcotraficante Carlos Ascaíni. La detención del policía se produjo luego de que se ventilara en un diario porteño detalles de la investigación que lleva adelante el juez federla Vera Barros.

Tognoli aparecía sindicado como cómplice de Ascaíni cuando era titular de la Direccíon de Control y Prevención del Narcotráfico (ex Drogas Peligrosas), pero tras quince días de arresto, el juez Vera Barros le dictó la "falta de mérito" a Tognoli porque las pruebas reunidas en su contra no eran suficientes. Si bien el policía recuperó la libertad, no fue sobreseído del caso.

Nuevo fiscal. Murray es un reconocido fiscal que en los últimos tiempo estuvo vinculado a causas que investigan delitos de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura militar. El último de ellos es el juicio conocido como la Masacre de la calle Juan B. Justo, iniciado en julio de este año.

El caso remite al hecho ocurrido el 19 de noviembre de 1976 en San Nicolás, cuando fuerzas conjuntas de Ejército, policía federal, bonaerense y de Santa Fe, irrumpieron en la vivienda de Juan B. Justo 676, en un operativo en el que fueron asesinados los moradores: la familia integrada por Omar Amestoy, su esposa María del Carmen Fettolini y sus dos pequeños hijos Fernando y María Eugenia, de apenas tres y cinco años respectivamente. Allí también fue asesinada Ana María Granada, mientras que su hijo, Manuel Gonçalves, de sólo cinco meses, fue el único sobreviviente, luego fue privado de su identidad, que recuperó recién a los 19 años.

En este caso, además de Murray interviene la fiscal Adriana Saccone.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS