Policiales

Inédito hallazgo de cocaína cristalizada en manos de una pareja de origen chino

El hombre, de 39 años, intentó evadir un control policial en San Lorenzo al 3700. La droga sólo pesó 7,7 gramos, pero no es común verla en Rosario

Sábado 19 de Mayo de 2018

Una pareja de nacionalidad china fue demorada durante "un procedimiento de rutina" realizado en inmediaciones de la terminal de ómnibus Mariano Moreno, y tras ser requisados se le encontró 7 gramos de cocaína cristalizada distribuidos en pequeñas bolsas selladas al vacío, además de 4.400 dolares y 30.000 pesos en efectivo.

El hallazgo de ese tipo del material estupefaciente de diseño, con gran daño a la salud y cuyo perfil de consumidores tiene relación con altos niveles económicos, no es frecuente en Rosario y eso llamó la atención de los pesquisas.

De la TV a Rosario

Los informes de organismos internacionales especializados en droga, narcotráfico y salud mental indican que la metanfetamina o cocaína cristalizada es una droga estimulante que hasta con pocas cantidades tiene un potente efecto en el cerebro. La sustancia se puede fumar (usando una pequeña pipa de vidrio), inhalar, inyectar o tomar por vía oral.

Según esos informes, su consumo causa un aumento de alerta y energía a corto plazo y los efectos tóxicos son severos a nivel cerebral. También provoca hipertermia, que puede llegar a ser mortal, y convulsiones.

"Es una droga muy adictiva que causa un comportamiento violento, ansiedad, miedo, paranoia, delirios, insomnio, dependencia psicológica de la droga, daña los dientes y seca la boca", dicen los informes médicos.

En el mercado está catalogada como una de las variables más caras de la cocaína. Pasó a ser popular por la serie televisiva Breaking Bad, donde se narra la historia del profesor de química Walter White que cocina y vende metanfetaminas junto a un alumno. De hecho, Estados Unidos es uno de los mayores consumidores de "cristal" de cocaína.

Pero en Rosario no es habitual, al menos no había registros del hallazgo de ese material. Si bien en este caso las dosis fueron bajas, marca una señal de alerta respecto a su circulación, ya que también es sabido que tiene penetración en las fiestas electrónicas.

El operativo

Según fuentes del Ministerio de Seguridad de Santa Fe y de la Policía de Investigaciones (PDI), todo se inició a las 19.30 del miércoles cuando personal de la comisaría 7ª realizaba una recorrida de rutina por San Lorenzo al 3700, donde advirtieron que una persona de origen oriental intentaba evadirse a la carrera al observar la presencia policial.

Los uniformados lo identificaron como Wuan F., de nacionalidad china, soltero y de 39 años. Al ser requisado le secuestraron entre la ropa siete bolsas pequeñas con cierre al vacío, de tres por tres centímetros aproximadamente, que contenía una sustancia cristalina blanca.

Cuando los policías trataron de obtener más datos, el hombre no pudo expresarse en español y dio señales de que se encontraba con una mujer. Tras ello señaló hacia la Terminal de Omnibus Mariano Moreno. Allí, tras un procedimiento del destacamento del lugar, se logró ubicar a Dai Q., de 32 años, también de nacionalidad china, quien supuestamente trasladaba estupefacientes.

Ante esa posibilidad se le realizó un chequeo pero no le secuestraron elementos de valor. En ese momento tomó contacto con el hecho la Brigada Operativa Antinarcóticos (BOA) de la PDI, que en primera instancia cauteló dos teléfonos celulares y la suma de 4.400 dolares y 30.000 pesos en efectivo.

Como el personal que realizó los primeros actuaciones entendió que la mujer china había ingerido estupefacientes a modo de mula (como se refiere en la jerga policial a las personas que transportan estupefacientes en el estómago) se la trasladó al Hospital de Emergencias Clemente Alvarez (Heca) para constatar esa situación.

Sin embargo, y tras realizarle placas radiográficas en la zona abdominal, se confirmó que no contenía elemento de peligro para su salud. Luego, personal de la BOA ordenó realizar pericias químicas sobre las bolsas secuestradas, lo cual arrojó resultado positivo de cocaína, con un peso de 7,7 gramos, según fuentes policiales.

En libertad

Según confirmaron allegados al hecho, como se trata de un delito de competencia federal, se notificó al Juzgado Nº 4, a cargo de Marcelo Bailaque, que remitió un parte de lo actuado a la Fiscalía en turno, aunque hasta anoche se desconocía si se ordenaron medidas tendientes a determinar el origen y destino final de la droga y la procedencia o recorrido de la pareja de origen oriental.

Por tratarse de una cantidad de droga que no permite formar una causa penal por contravención a la ley que pena la comercialización o tráfico de estupefacientes, la pareja recuperó la libertad durante la madrugada de ayer.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});