Policiales

Imputaron a un suboficial de la PDI por ser parte de un clan narco

Mariano L. tiene 44 años y fue apresado el miércoles. Lo acusaron de brindar información a la familia Abregú, dedicada al comercio de drogas.

Viernes 16 de Noviembre de 2018

Un efectivo de la Policía de Investigaciones (PDI) fue indagado ayer en la Justicia Federal acusado de estar vinculado al clan narco liderado por Walter "Dulce" Abregú, un hombre siempre afincado en la zona oeste y que en los últimos doce años fue ligado a delitos importantes en términos de violencia y rédito económico. El suboficial negó en forma rotunda los cargos que se le imputaron, rechazó tener conexiones con la banda y rechazó cumplir algún rol en la banda y mucho menos colaborar con ellos. La única conexión que para su defensa lo relaciona con algunos de los miembros del grupo es una foto donde aparece con gente del clan. Lo que dijo el policía ayer al ser interrogado es que su aparición en esa foto "es una casualidad".

El suboficial Mariano L., de 44 años, se desempeñaba como chofer en la PDI de Rosario. El fiscal federal Claudio Kishimoto ordenó su detención por considerar que era un colaborador regular de la banda a la que favorecía con información que obtenía por su rol y función como policía. La imputación que recibió ayer es genérica: le adjudicaron pertenecer a la banda a la cual el pasado 24 de octubre le allanaron varios domicilios y le apresaron a cinco integrantes, entre ellos los padres de Abregú, y a los que ayer se sumaron otros cuatro: la esposa de "Dulce", su suegra, su hermana y su cuñado.

Según se exhibió en la indagatoria, el policía aparece en una foto de Facebook en medio de integrantes de la banda. El suboficial admitió que él era quien estaba en esa imagen pero subrayó que no tenía trato con la gente que estaba a su lado.

Relató que estando en un local de entretenimientos en una localidad cercana a Rosario un grupo que estaba allí y al que no conocía lo invitó a unirse a un juego de Paintball. Y que tras el juego le pidieron tomarse una foto, a lo que él accedió sin problemas.

"Entiendo que los elementos probatorios no alcanzan ni para llegar a una indagatoria. No hay nada más que una foto cuyo origen mi defendido explicó. También aceptó responder las preguntas que el fiscal o el juez desearan formularle", indicó el defensor oficial Fabio Procajlo.

Hay más pruebas

Para los investigadores la presencia del policía en aquella foto del juego de Paintball está lejos de ser una cuestión de azar. Para ellos hay más evidencia que conecta a Mariano L. con la banda de "Dulce" Abregú. Una es otra fotografía que muestra a las esposas de ambos en un cumpleaños. Otro elemento de sospecha es que el 3 de mayo de este año fueron a allanar la casa de Abregú en Rivarola al 7800 pero no encontraron nada, "ni siquiera un teléfono". Ese hecho se explica, para los pesquisas, porque el suboficial de la PDI le anticipó que sería allanado por la misma fuerza a la que él pertenece. Y el motivo por el cual lo allanaron era la investigación de parte de una fiscal provincial por un doble asesinato ocurrido el 1º de enero pasado: el de Fabrizio Moreira y Jorge Mendoza. Ese doble crimen, en Servando Bayo e Ituzaingó, fue atribuido a una refriega por drogas.

En la Fiscalía federal alegan disponer de seguimientos al vehículo del suboficial al que señalan como estacionado, de noche, frente a la casa de Abregú, prófugo desde el 23 de octubre pasado cuando se realizaron 17 allanamientos contra el clan.

Nuevos allanamientos

Ayer a la mañana, en forma simultánea a la indagatoria del policía, se realizaron allanamientos ordenados por el juez federal Marcelo Bailaque en los que la Policía de Seguridad Aeroportuaria apresó por comercio de drogas a familiares de "Dulce". Frente al Fonavi Parque Oeste de Cerrito al 5600, histórico lugar de residencia del principal acusado cayeron Yanina Abregú (hermana de "Dulce"); la suegra del jefe del clan, Angela S.; y su cuñado, Nicolás E. En tanto, en la casa de Rivarola al 7800 donde reside "Dulce" fue arrestada su mujer, Daiana R., de 25 años. Los cuatro serán indagados hoy.

Abregú, con 40 años, es un hombre que se considera acaudalado y su grupo familiar fue sindicado inicialmente a hechos de piratería del asfalto y delitos contra la propiedad desde los que escalaron al comercio de estupefacientes, algo más rentable y "seguro". Sus hermanos son Alberto, alias "Mafia", quien purga en Piñero una pena de 16 años por el homicidio de un policía; y Cristian apodado "Pato".

Los tres fueron detenidos en 2009 en una casa de Monje donde se escondían con armamento a la espera de un golpe a un camión de caudales. En el lugar encontraron tres pistolas, una escopeta, una carabina y 500 municiones.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});