Policiales

Fugó de la seccional 11ª un detenido ligado al clan de los Funes

Un joven de 23 años que estuvo detenido por la portación de un arma de fuego y que ahora estaba acusado de encubrimiento escapó de una manera poco clara del calabozo de la comisaría 11ª donde estaba detenido.

Lunes 02 de Abril de 2018

Un joven de 23 años que estuvo detenido por la portación de un arma de fuego y que ahora estaba acusado de encubrimiento escapó de una manera poco clara del calabozo de la comisaría 11ª donde estaba detenido. Fuentes del Ministerio Público de la Acusación y policiales dieron cuenta de que tenía una estrecha relación con los hermanos Funes, implicados en una violenta saga en contra de una banda rival, lo que implicó que miembros de esa familia resultaran tanto acusados como víctimas de recientes homicidios.

Según trascendió Omar Jeremías A., de 23 años, se escabulló de la seccional que se encuentra en la calle Lamadrid al 270, en la zona sur de la ciudad, donde estaba detenido por un hecho de encubrimiento. Antes había sido detenido por la portación ilegal de un arma de fuego calibre 22 larga aunque no era ese cargo el que lo mantuvo hasta ayer tras las rejas.

De acuerdo a voceros policiales y judiciales existen escuchas telefónicas que vinculan a este joven a ese grupo criminal y a manejo de armas. Además, Omar Jeremías A. iba a ser imputado por asociación ilícita, en relación a su conexión con los hermanos Funes.

Según reportaron desde la comisaría, el evadido rompió las esposas y se escapó por la cocina del establecimiento. Esta alusión como mecánica de fuga según fuentes del MPA parece una cosa al menos como de muy difícil comprensión.

Un asesinato

Al joven que se fugó ayer lo vinculan a un feroz ataque a balazos ocurrido hace cuatro meses en el Parque del Mercado, en inmediaciones de Grandoli y Gutiérrez, que dejó como saldo un chico de 17 años muerto, otros dos jóvenes heridos y una niña de 6 años internada con balazos en una pierna.

Ese hecho se registró como efecto de una guerra de bandas el sábado 16 de diciembre cerca de las 20.45, cuando un grupo de jóvenes estaba a la altura de la torre 7 del complejo habitacional, sobre calle Sánchez de Thompson al 200 bis. De repente estallaron disparos en las paredes de los edificios de departamentos. Según señalaron voceros policiales, personas armadas no identificadas irrumpieron en el lugar y atacaron a balazos a los jóvenes, entre los cuales había una niña de 6 años.

Como consecuencia del brutal ataque resultaron heridos Yair Nahuel Merlo, de 17 años y domiciliado en la zona, con proyectiles que le impactaron en el cráneo y en el abdomen; Nicole Fiorela A., de la misma edad, y Nahuel Sebastián P., de 22, sufrieron heridas de arma de fuego en el abdomen. Entre las víctimas también estaba una nena identificada como Geraldine, de 6 años, que fue alcanzada por dos proyectiles en la pierna derecha.

Las víctimas primero fueron derivadas al Hospital Roque Sáenz Peña. Luego se confirmó que Merlo falleció camino al hospital por heridas en cráneo y el tórax. En tanto, la niña fue internada en el Hospital de Niños Víctor J. Vilela donde quedó con balazos en la pierna derecha, pero fuera de peligro.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario