POLICIALES

Emboscan a tres amigos en la zona oeste, les disparan y matan a uno

Fue la noche del viernes en la zona oeste. Dos jóvenes que caminaban tras ellos se les adelantaron, giraron sobre sus pies y gatillaron. Murió Iván Leguizamón

Domingo 13 de Septiembre de 2020

Poco antes de las 21 del viernes, por el cruce de Colombres y Calle 1709, en la zona oeste de la ciudad, caminaba Iván Francisco Leguizamón, de 24 años, junto a dos amigos. Nada les hacía presumir que en segundos serían emboscados a sangre fría. Dos muchachos, también de a pie, se les adelantaron con aires de normalidad y cuando los tuvieron a sus espaldas giraron y les descargaron plomo con una pistola calibre 9 milímetros. Todo a escasos 70 metros de un puesto de venta de drogas que pertenecería al detenido Ariel Maximiliano “Chanchón” Cantero.

Leguizamón recibió múltiples heridas en el tórax y cayó muerto en el lugar; Agustín G., de 23 años, resultó herido en el costado izquierdo del pecho; y a Carlos S., de 21, un balazo le perforó la pierna derecha.

En Villa Los Hornitos, como se denomina el barrio, los vecinos caminan por la calle. Una escena repetida en las barriadas populares de la ciudad. Un poco por costumbre, otro para no jorobar a quienes se sientan a tomar fresco en la vereda y también porque la mayoría de las veredas están destruidas o nunca hechas. También, como buena parte de los barrios por fuera de los bulevares, los puntos de venta de drogas están a la vista y son los propios vecinos los que alertan al desconocido dónde están ubicados para evitar desgracias.

>> Leer más: Catorce años de cárcel para un hijo del "Viejo" Cantero

Es un secreto a voces que sobre Calle 1709 entre Colombres y 1706 existe una boca de expendio de drogas que pertenecería a “Chanchón” Cantero, uno de los hijos de Ariel “El Viejo” Cantero (fundador de la banda Los Monos). “Chanchón” cayó preso en agosto de 2019 y fue condenado en un proceso abreviado a 14 años de prisión por la ejecución del policía Cristian Ibarra, el 22 de julio de 2019 cuando la víctima estaba en su Peugeot 308 estacionado en Larralde y Deán Funes. Ese crimen dejó al descubierto que el agente le pagaba un canon a “Chanchón” para vender droga en el Fonavi de Monte Flores y Brasil, y que un conflicto de intereses lo terminó condenando.

Según se pudo reconstruir, el viernes a las 21 Leguizamón y sus amigos caminaban por Colombres y Calle 1709. Sin que ellos se percataran, sobre la esquina una moto Honda Titán negra estacionó sobre la vereda. Dos jóvenes bajaron y se quedaron “haciendo esquina”, como lo describió un residente. “Cuando los de la moto vieron a los tres pibes empezaron a caminar tratando de alcanzarlos. Cuando los tuvieron cerca aceleraron el paso y los pasaron. Y cuando estaban por delante, se dieron vuelta y uno de los de la moto sacó un fierro y empezó a dispararles. Fue un segundo a sangre fría. Los fulminaron, los partieron como un rayo”, contó una testigo.

Leguizamón murió en el lugar y sus amigos fueron asistidos. “Una de las hipótesis que maneja el fiscal Ademar Bianchini es que las víctimas iban al punto de venta de drogas, pero no es la única sino una entre varias”, contó una fuente judicial.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario