Policiales

El robo a un ciber se transmitió por internet y atraparon a los ladrones

Una banda asaltó un local de Santa Fe al 1500 en el que había dos empleados y 15 clientes conectados. Un usuario de la red vio el golpe desde su casa y avisó al 911. Hubo persecución, un choque y 4 detenidos.

Miércoles 19 de Enero de 2011

"No es la primera vez que nos roban, pero sí es la primera vez que los agarran". Leopoldo, el encargado de un ciber de Santa Fe al 1800, no se cansaba de repetir su frase del día. Es que la madrugada de ayer a Comando GP, el local en el que trabaja, ingresaron cuatro hombres armados que fueron los amos del lugar a lo largo de 20 minutos. Los ladrones llevaron adelante un robo de manual. Controlaron a dos empleados y desvalijaron a 15 clientes. Se llevaron la recaudación, intentaron sin suerte violentar la caja de seguridad y robaron dos televisores, un botín estimado en total en unos seis mil pesos. Pero olvidaron, o quizás ni siquiera registraron, que los clientes del lugar tenían acceso a internet y sus aplicaciones tecnológicas de última generación.

Así fue que uno de los clientes que jugaba online en el local, además utilizaba en su PC un sistema de videoconferencia llamado Skype (ver aparte). Esta prestación permite al usuario intercomunicarse con otra persona en línea utilizando audio y video. Es decir, dos personas pueden charlar a través de la computadora como si estuvieran en un bar. Lejos de captar este adelanto tecnológico, los ladrones continuaron con la liturgia del asalto mientras un amigo del cliente asaltado, lejos de allí, escuchaba en tiempo real lo que sucedía en el ciber.

El muchacho llamó al 911 y la policía llegó en menos de dos minutos. Cuando un grupo de uniformados llegaron en motos al lugar, los ladrones emprendían la fuga en un Renault Sandero. Entonces comenzó una persecución por calle Dorrego y San Lorenzo, siempre de contramano, que finalizó cuando el Sandero chocó contra una Toyota Hilux en el cruce con bulevar Oroño. Cuatro ladrones, uno de ellos un pibe de 15 años, emprendieron la huida a pie pero fueron detenidos. El botín fue recuperado.

En red. En Santa Fe al 1800, a 50 metros de la sede del gobierno provincial en Rosario, funciona desde hace ocho años uno de los ciber llamados Comando GP. El otro está ubicado en Presidente Roca al 1200. En un espacioso local de unos 10 por 25 metros se despliegan 30 computadoras. También cuentan con PlayStation y Wii, las consolas de juegos con mando inalámbrico. El local tiene además un mostrador donde se venden bebidas. Es decir, todo lo que se necesita para despuntar el ocio online rodeados de pósters de Gollum, de "El señor de los Anillos", o Yoda, de "Star Wars".

"Este es nuestro primer robo del año. A partir de distintos hechos que nos pasaron en el local tomamos como medida de seguridad que a partir de las 19 se cierra la puerta y se ingresa con un pase que les damos a los clientes", recordó Leopoldo, encargado del lugar.

A la 1.30 de la madrugada de ayer, Comando era atendido por dos empleados y había en la sala 15 clientes. "A esa hora, uno de los muchachos que estaba en una máquina pidió salir del local para comprar cigarrillos. No era uno de los clientes habituales. Al rato volvió, pidió entrar y cuando le abrieron la puerta entraron otros tres tipos armados", recalcó el encargado.

Así comenzó un robo calificado que fue registrado por las cámaras de seguridad. En el que muchos clientes que estaban sumergidos en sus juegos de rol terminaron traídos a la nada virtual experiencia de un asalto en vivo.

"Al menos tres de los ladrones tenían armas. Fueron llevando a todos para atrás y cuando pasaban por cada box, les sacaban lo que tenían a los clientes. Después quisieron arrancar las Play. Con un martillo le pegaron al vidrio que protegía la Wii, pero no pudieron sacarla. Con una barreta trataron de sacar otros equipos. También robaron el dinero de la recaudación e intentaron violentar una caja de seguridad. Se ve que hace tiempo que nos vienen observando", contó Leopoldo.

Mientras todo esto ocurría -se calcula que los ladrones estuvieron unos 20 minutos dentro del local- sucedió lo que en una serie o película policial se calificaría como un buen giro de la historia.

Uno de los pibes que estaba en el ciber jugaba el League of Legends (LOL para los entendidos), un juego de rol online que se desarrolla en un campo de batalla virtual. Juegan cinco contra cinco y como se basa en estrategia, los usuarios utilizan un sistema de comunicación como Skype para coordinar sus movimientos.

Así fue que una persona conectada con ese jugador escuchó desde la computadora de su casa que alguien gritaba: "Vamos todos para atrás y vos dame la guita, el celular, todo". Cuando el muchacho se dio cuenta de que se trataba de un robo, llamó al 911 y sin que los ladrones lo supieran se pusieron en movimiento los policías que estaban en la zona.

La fuga. "Estaban como pasados de rosca. Uno de los clientes había dejado la moto en la vereda. Le pidieron la llave y uno de los ladrones se subió y arrancó sin quitarle la linga. Se pegó flor de porrazo", comentó Leopoldo. Con sus víctimas controladas, los malhechores cargaron el botín en el Renault Sandero en el que habían llegado. Pero cuando el chofer puso primera se topó con al menos seis motos de la Brigada Motorizada, afectadas a los patrullajes en zonas de bares y restaurantes y que llegaron respondiendo a la alarma del 911.

Se inició una persecución de película. Con las motos policiales al acecho, la Sandero dobló por Dorrego en contramano y siguió de la misma manera por San Lorenzo. El duelo de pilotos, digno del Dakar, terminó cuando la Sandero embistió con fuerza a una Toyota Hilux que circulaba en tiempo de paseo por bulevar Oroño.

Entre la basura.Los ladrones abrieron las puertas y fugaron a pie. En un radio de una cuadra, cuatro fueron detenidos y el chofer logró escapar. Uno de los capturados fue encontrado dentro de un contenedor de basura. La esquina de Oroño y San Lorenzo se pobló de móviles del Comando Radioeléctrico y de la comisaría 3ª. Dentro del auto fue secuestrado un revólver 38 marca Colt Special con su tambor completo.

También estaban los dos televisores (uno de pantalla plana de 32 pulgadas y otro de 21), y los efectos personales robados a los 15 clientes. Los capturados fueron identificados como Maximiliano M., de 25 años; Gerardo S., de 20; Nahuel M., de 18 y un pibe de 15 años llamado Matías G. Los tres mayores tienen prontuario abierto y el primero cuenta, además, con una condena a tres años dictada en 2004. Quedaron a disposición de la jueza de Instrucción Alejandra Rodenas. La Sandero llevaba patentes que no correspondían al vehículo y por los números de chasis se determinó que había sido robada a punta de pistola en la madrugada del sábado pasado de una vivienda de Chacabuco al 2400, en jurisdicción de comisaría 4ª.

En línea

Skype es una programa de computación que sirve para comunicarse gratis mediante chat, voz y video con cualquier usuario del mundo que tenga la misma aplicación. “Los jugadores de rol online utilizan el Skype para estar comunicados. Hay que tener en cuenta que no están en un mismo lugar físico y deben coordinar sus acciones”, comentó el encargado del ciber.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario