Policiales

El crimen de una mujer impulsa una marcha contra la violencia de género

El femicidio de Marisa Molina, ocurrido el viernes pasado, originó una convocatoria para mañana a la tarde frente al Centro de Denuncias.

Lunes 27 de Enero de 2020

Tras el crimen de Marisa Alejandra Molina, asesinada de un tiro en la cabeza por su marido en Villa Gobernador Gálvez, una movilización recorrerá mañana las calles de esta ciudad con el objetivo de visibilizar los casos de femicidio que se registraron en la provincia desde que arrancó el año. La manifestación fue organizada por la Multisectorial de Mujeres para reclamar la asignación de presupuesto a políticas públicas que contengan a las víctimas de la violencia de género en una localidad donde se registraron casos emblemáticos de mujeres asesinadas por sus parejas.

La iniciativa fue una reacción de distintas organizaciones tras el crimen de Marisa, que la madrugada del viernes fue asesinada por su esposo Juan Antonio B., de 56 años. La mujer de 43 años recibió un tiro en la cabeza mientras dormía en su casa del humilde barrio Los Tigres, a pocas cuadras del río y del complejo industrial Unilever. El hombre le disparó con un oxidado revólver calibre 32 y luego efectuó un nuevo disparo que provocó el estallido del tambor, lo que le causó heridas en la mano. El caso aún no se encuadró judicialmente como un femicidio porque no se recibieron testimonios de violencia previa, pero el hombre quedó acusado de un homicidio calificado por el vínculo.

"Marisa jugaba al fútbol en un equipo de mujeres de la ciudad y algunas compañeras estaban muy conmocionadas. Por eso convocamos a una reunión", contó Rosana Menéndez, integrante de la organización Amas de Casa del País, sobre cómo se gestó la idea de la marcha. De ese encuentro que se hizo el sábado surgió la decisión de convocar a una movilización que partirá mañana a las 18.30 frente al Centro Territorial de Denuncias (CTD) de Mitre y Bomberos Voluntarios hacia la Secretaría de Género municipal, en la avenida Juan Domingo Perón y San Diego.

Cuatro casos

"Pedimos el esclarecimiento del hecho y justicia por Marisa. Pero además pretendemos visibilizar la ola de femicidios que se viene produciendo desde que empezó este año, con al menos cuatro casos en la provincia. Villa Gobernador Gálvez tiene su historia de femicidios, con varias mujeres asesinadas por sus parejas o ex parejas y además hace diez días liberaron al asesino de Tamara Merlo, que anda suelto por la ciudad", enmarcó Menéndez.

La serie de casos registrados en el año arranca con el femicidio de Florencia Coria, la joven de 27 años que murió el 8 de enero tras ser rociada con alcohol y quemada por su esposo en Villa Constitución. Diez días después Gabriela Benítez, de 33 años, apareció calcinada en auto al costado de la ruta en la localidad de Alejandra, en el departamento San Javier. Su familia denunció que era víctima de violencia de género y por el femicidio fue imputado su marido de 65 años, quien intentaba retomar la relación que habían cortado días antes de Navidad y que, según la acusación, la quemó viva tras invitarla a "pasear".

El tercer caso fue el de Marisa Molina del viernes pasado. Y a esa lista las organizaciones añaden el crimen de Yanina Merlo, una joven de 26 años y madre de dos chicos de 6 y 9 años que fue atacada a puñaladas en Amuchástegui y Mendoza, en la zona oeste de Rosario. Según un informe policial, se buscaría a una mujer como sospechosa. Pero el caso aún no fue aclarado.

Los sitios elegidos como punto de partida y de llegada de la movilización tienen un sentido: según Menéndez, tanto el ámbito de recepción de denuncias como la Secretaría municipal carecen de recursos para abordar una problemática que "se ha agravado en los últimos tiempos, producto de la crisis social que hay en los barrios y el problema de las adicciones, que complica los vínculos".

La dirigente denunció la "falta de políticas públicas concretas" en la ciudad, donde el único refugio que funciona como casa de amparo para víctimas de la violencia recibe a personas de otras localidades. "Lo que hay en Gálvez es muy precario", indicó la dirigente. En la marcha se reclamará especialmente la capacitación a policías que "revictimizan" a las denunciantes y la implementación local de la llamada ley Micaela. La norma obliga a capacitar a en materia de género y diversidad sexual a todas las personas que integran los tres poderes del Estado y a nivel provincial fue aprobada en septiembre.

Las demandas

"La marcha va a ser por todas estas cosas que nos están pasando a las mujeres. Esta violencia no para y por eso también peleamos por la declaración de la emergencia nacional por la violencia contra la mujer", dijo Menéndez en relación al proyecto presentado en el Congreso de la Nación en mayo del año pasado, que prevé la asignación de recursos económicos para la prevención de la violencia de género además de asistencia a las víctimas.

Crear refugios, armar equipos interdisciplinarios en los hospitales y dispensarios con abogados y psicólogos, otorgar subsidios a las víctimas que deben cortar con sus rutinas hasta que puedan reintegrarse al mercado laboral, además de asignación de viviendas a mujeres que viven con el agresor, son algunas de las medias que reclamará la multisectorial en la marcha.

"Villa Gobernador Gálvez es una ciudad rodeada por empresas multinacionales que se llenan de plata todos los días. ¿Qué queda en la ciudad de todo eso? El presupuesto asignado a la lucha contra la violencia de género es una vergüenza y eso revela el lugar que el Estado le asigna a esta problemática. La cuestión de las inversiones es clave", puntualizó Menéndez, quien convocó a mujeres que sufran situaciones de violencia a acercarse al local de Amas de Casa del País situado en Piazza al 300, entre Mendoza y Alvear, para recibir asistencia.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario