Policiales

Detuvieron a un integrante de la banda de Los Monos acusado por el crimen de una chica

Está sospechado de haber planeado el ataque en el que murió la hermana de la testigo clave de un crimen. También lo vinculan a un protesta frente a una comisaría ordenada por "Monchi Cantero".

Martes 12 de Junio de 2018

Efectivos de la Policía Federal de Rosario detuvieron a Cristian G., acusado de integrar la banda de Los Monos y ser partícipe necesario en el asesinato a balazos de la joven Lorena Ojeda, ocurrido el 16 de diciembre de 2016 en Vera Mujica y Rueda.
La detención de Cristian G. se dio en el marco de una serie de allanamientos realizados ordenados por la Justicia Federal entre la noche del sábado y madrugada de domingo en distintos puntos de Rosario y Villa Gobernador Gálvez.
Este hombre está mencionado como uno de los participantes en el crimen de Lorena Ojeda. Ese episodio causó conmoción porque el ataque no estaba dirigido hacia ella sino hacia su hermana Brisa, quien estaba citada a declaración testimonial por resultar herida en un confuso hecho en el que murió baleado Jonathan Rosales, el 22 de junio de ese año.
Por la muerte de esa chica también fue investigado el abogado Marcos Cella, defensor del autor material del crimen.

Leer más: Quedó preso un abogado penalista acusado de ser partícipe de un asesinato.

Según fuentes cercanas al caso, Cristian G., además de participar en el complot que terminó con la vida de Ojeda, también tenía pedido de captura en la causa por asociación ilícita en la que fueron condenados los principales integrantes de la banda de Los Monos.
De acuerdo a la investigación que se llevó adelante en el expediente 913/12, Cristian G. estaba mencionado como el organizador de una oscura manifestación de vecinos frente a la Seccional 15ª. Ese incidente fue mencionado durante el juicio que terminó en altas condenas para los principales líderes de Los Monos.
Ocurrió en mayo de 2013. El hombre detenido por la Federal aparecía en el grupo que "armó" a pedido de Ramón "Monchi" Machuca, una especie de piquete o movilización de personas frente a la comisaría de Sarmiento y Ameghino.
Los datos que figuran en el legajo indican que allegados a Monchi contrataron a una mujer para que dijera que en esa dependencia no le tomaron una denuncia por violencia familiar y convocaron a los medios de comunicación como una forma de escrachar a los jefes. El verdadero motivo de porqué hicieron ese "piquete", según se discutió en el último juicio, fue que Monchi quiso vengarse de los jefes policiales que no le atienden el teléfono un día domingo cuando mataron a un cómplice de la banda, llamado Caracú Navarro.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario