Policiales

Detenidos tras una larga persecución llevaban una poderosa arma de fuego

Una pareja que tenía en su poder armas de grueso calibre, varios celulares y dinero en efectivo fue apresada la noche del martes tras una persecución por la zona oeste de la ciudad.

Viernes 28 de Septiembre de 2018

Una pareja que tenía en su poder armas de grueso calibre, varios celulares y dinero en efectivo fue apresada la noche del martes tras una persecución por la zona oeste de la ciudad. Se trata de Víctor A. de 25 años, un joven colombiano nacionalizado argentino, y Giuliana D., de 22 años y nacida en el país. A pesar de que en un primer momento se ligó al hombre, con varios antecedentes penales, al atentado perpetrado contra la sede de la Fiscalía Regional Rosario en agosto pasado, ayer fuentes oficiales lo descartaron.

El operativo lo realizó la Brigada Operativa Antinarcóticos de la Policía de Investigaciones (PDI) y la detención se produjo alrededor de las 23 del martes, cuando en Mendoza y Alvarada intentaron frenar y requisar una camioneta Dodge Journey negra con un hombre al volante y una mujer a su lado.

La pareja no detuvo su marcha, sino que a toda velocidad huyó por Mendoza en dirección al este cruzando unos diez semáforos en rojo a toda velocidad hasta calle Lima, donde fueron finalmente interceptados. Mientras eran perseguidos, los ocupantes del vehículo arrojaron a la calle varios cartuchos y una pistola Glock.

Según fuentes oficiales Víctor A. tiene antecedentes desde el año 2014 en delitos tales como abuso de arma, resistencia y desobediencia a la autoridad y tenencia de material explosivo, en relación a una granada de mano que le secuestraron hace un año, además de otros hechos de portación de armas.

Vínculos

Según la Fiscalía, una línea de investigación vincularía al detenido con algunas de las últimas balaceras registradas en la ciudad aunque no hay pruebas que lo liguen directamente a la perpetrada contra la sede del Ministerio Público de la Acusación el 14 de agosto pasado.

Dentro de la camioneta la policía encontró dinero en efectivo y tres teléfonos móviles además de recuperar la pistola Glock calibre 9 milímetros junto al cargador de 30 balas completo y otros 57 cartuchos que fueron arrojados por la pareja durante la persecución. El fiscal Matías Edery, de la Unidad Especial de Gravedad Institucional, interviene en la causa por tenencia de arma de guerra.

También se ligó a Víctor A. con los ataques a la ex vivienda de una jueza que intervino en la megacausa de Los Monos, en San Luis al 1400, y de los ataques a la Fiscalía, pero fuentes oficiales dijeron que "aún no se tiene una pista clara y es una vía más a investigar".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario