Policiales

Despertó a la madrugada y encontró a cuatro ladrones adentro de su casa

Una mujer de 74 años se vio sorprendida en la madrugada del lunes por cuatro personas jóvenes.

Martes 28 de Mayo de 2019

Una mujer de 74 años se vio sorprendida en la madrugada del lunes por cuatro personas jóvenes a las que no conocía, que la despertaron a las 3 de la mañana amenazándola de muerte, en el caso de que no les entregara el dinero que tenía en su casa. Los cuatro intrusos habían entrado a su vivienda de Unión al 2200 del barrio Rucci, en la zona norte de la ciudad, rompiendo una reja. Según la víctima, era "increíble que hayan pasado por ahí, pero pasaron.". El botín fue de unos 20 mil pesos y un rifle que pertenecía al marido de Marta, quien falleció hace unos años.

Marta G. tuvo un despertar que no soñó ni en pesadillas, cuando por medio de leves golpes y gritos se vio rodeada en su cuarto y al lado de su cama por estos "cuatro chicos muy jóvenes, no más grandes que mi nieto". Una vez que se despertó la maniataron y amenazaron con asfixiarla con un cinturón.

Por la cocina

"Uno de los ladrones me tenía con el cinto y otro me agarró del cogote", dijo la mujer al mediodía de hoy, mientras aún estaba asustada. Los ladrones ingresaron alrededor de las 3 de la mañana, por unas rejas muy pequeñas de una ventana que hay en la cocina y da a un patio interno de la antigua vivienda en la que Marta vive sola luego de enviudar. Una vez adentro fueron directo hasta su habitación.

La mujer denunció que vio que dos de los ladrones estaban armados con revólver y que "todos usaban guantes". Una vez que la maniataron le pusieron un cinturón al cuello para asustarla. Marta, que sufre problemas cardíacos, les dijo dónde guardaba sus ahorros.

En su casa de zona norte, la mujer no salía de su asombro. "No sé como pudieron pasar por la reja. Se ve que eran jovencitos o por lo menos flacos. pasaron por un cuadradito que ni mi nieto pasa. Las abrieron un poco con una barreta y entraron", dijo la mujer mientras señalaba el lugar para las cámaras de televisión.

"Cuando me quisieron asfixiar les dije que en todos los cajones hay plata. Yo cobré dos jubilaciones y tenía además unos 500 pesos en una cartera. Por suerte tenía esa plata si no me mataban. Solamente me amenazaron y no me pegaron", contó.

Mientras dos delincuentes la tenían tomada por el cuello, los otros dos recorrían la casa y hurgaban en los lugares que Marta les indicaba. "Yo les decía, ahí tenés la plata, en otro lado tenés más plata, allá también hay, y así se llevaron todo".

Una vez que se conformaron con el botín de los 20.500 pesos salieron por la puerta sin llamar la atención.

Marta ayer aún se lamentaba. "No "se como hicieron para entrar por ese cuadradito". El caso lo tomó la Fiscalía de flagrancia que ordenó buscar algunas cámaras de vigilancia que podría haber en la zona y testigos oculares que tal vez hayan visto la escena de fuga de los cuatro asaltantes.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario