Policiales

Denuncia por el accionar de los policías federales

Sábado 04 de Mayo de 2019

Un empleado de la Guardia Urbana Municipal (GUM) y su familia enfrentaron una difícil situación cuando efectivos de la Policía Federal allanaron por error su vivienda de Crespo 3877 en medio del "Operativo Contrafuego" desarrollado el jueves a la mañana por la causa por las balaceras contra el Poder Judicial. Juan Aguirre denunció que los agentes "avanzaron violentamente" contra su casa causando no sólo daños materiales sino también terror a su mujer y sus tres hijas que se encontraban solas.

"Más allá del daño económico que me causaron, siento mucha bronca porque se metieron en mi casa como si fuese un delincuente", dijo Aguirre a La Capital. Cuando los agentes irrumpieron en la vivienda, con uniforme de combate y armas largas, Javier estaba trabajando y en su casa estaban su pareja y sus hijas de 20, 6 y 2 años.

"Reventaron las puertas con una especie de detonante para hacer volar la cerradura. Nunca tocaron timbre, ni se presentaron, ni mostraron orden de allanamiento, fueron muy invasivos", afirmó el empleado municipal.

Minutos después que su mujer le avisara por celular lo que pasaba un compañero de trabajo lo llevó hasta su casa y se encontró con los federales en plena acción. "De inmediato me identifiqué como dueño de casa. Me palparon de armas y un encapuchado me acompañó adentro. Ahí las ví a mi mujer y a las nenas atemorizadas", agregó.

Aguirre no ocultó su fastidio y bronca por el trago amargo que tuvo que soportar. "Cuando dijeron que hicieron un trabajo muy minucioso es mentira. Hicieron algo muy rimbombante y nosotros salimos muy perjudicados", sostuvo. Y contó que los mismos federales admitieron haber cometido un error. "Me pidieron disculpas, dijeron que ellos trabajan así, que la orden que tenían no daba numeración de la vivienda. Después usaron mi casa como oficina para hacer el inventario de lo decomisado al lado y en otros domicilios".

"Yo creo en la Justicia, pero con un abogado vamos a iniciar acciones contra del Estado porque no es justo lo que pasamos. Vivimos en un barrio que está venido a menos. Los gobiernos hicieron obras, hay alumbrado público que parece de día, las avenidas están hechas a nuevas, pero parece que es tierra de nadie", dijo Aguirre.

El inspector de la GUM admitió que el procedimiento de ayer le generó tensión con sus vecinos allanados por la Policía Federal. Y que fue amenazado por ellos. "Cuando vino Canal 5 por este tema uno de ellos me advirtió: ojo con lo que decís. La verdad es que me dan ganas de salir corriendo. Aposté a este barrio, levanté con mis manos esta casa y ya no tengo ganas de vivir aquí con gente que trae problemas".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario