Policiales

Delincuentes eludieron una alarma y con una amoladora rompieron una caja fuerte

El espectacular robo se produjo en una fábrica de máquinas para panaderías en Pinchincha. El dueño dijo que no había mucho dinero. "Vale más el daño que hicieron que lo que se llevaron", sostuvo.

Martes 10 de Noviembre de 2015

 Una banda de ladrones dio durante el fin de semana un golpe digno de una película de Hollywood. Los delincuentes ingresaron por los techos a una fábrica de maquinarias para panadería, descendieron alrededor de trece metros, esquivando al menos dos sensores de alarmas, vulneraron la central de seguridad y trabajaron durante varias horas con una amoladora hasta que lograron romper una pesada caja fuerte.

Fue un trabajo de profesionales, pero que al parecer no dio los resultados esperados, porque en el cofre de seguridad había dinero, en pesos y dólares, pero no lo suficiente como para justificar un despliegue propio de James Bond. "Vale mucho más el daño que hicieron en la alarma y la caja fuerte que lo que se llevaron", expresó el propietario de la fábrica.

Todo sucedió en los galpones que la empresa Indupan posee en Crespo 80. A esa altura, la calle no tiene salida y "muere" en un tapial que separa la calzada de los terrenos pertenecientes al ferrocarril.

Jorge Menini, el propietario de la firma, contó al programa "El primero de la mañana" de La ocho lo ocurrido.

"Deben haber trabajado varias horas para esquivar los sensores de la alarma. parece algo propio de James Bond hasta que llegaron a la central de monitoreo, que muy poca gente sabe dónde está. Arrancaron las baterías. Desactivaron la línea que alimenta al testeo de alarma, y dejaron las otras dos. Es decir sabían lo que hacían y rompieron nada más que el testeo de la alarma".

Menini dijo que fue "un trabajo de profesionales. Tuvieron que atravesar dos sensores antes de llegar a la central, y sin embargo lo lograron. No eran improvisados. Quedaron dos huellas bien claras, pero la caja fuerte pesa alrededor de 500 y 600 kilos; tienen que haber trabajado tres o cuatro personas".

"No se llevaron gran cosa. El mayor perjuicio es el daño material que hicieron al arrancar los sensores de la central y romper la caja fuerte. Vale mucho más el daño que le causaron a la caja fuerte que lo que se llevaron, además del desorden que dejaron por los cheque que dejaron tirados por el piso", agregó Menini.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS