Policiales

Defendió a su hijo en una pelea, lo balearon y quedó internado grave

Un hombre de 53 años estaba anoche con pronóstico reservado en el Eva Perón. En el barrio acusan a un "soldadito" de unos presuntos narcos.

Martes 20 de Noviembre de 2018

Una pelea entre dos jóvenes en plena calle terminó cuando el padrastro de uno de ellos intentó defenderlo y resultó gravemente herido por una bala calibre 9 milímetros. La gresca fue el domingo a la noche en la puerta de una casa de Luzuriaga al 2400, en Nuevo Alberdi, y anoche al cierre de esta edición Daniel Oscar L. de 53 años, permanecía internado en grave estado en el Hospital Eva Perón de Granadero Baigorria.


Según contaban ayer en el vecindario el hecho se inició cuando un hijastro de Daniel, Carlitos, llegó a la casa de su familia y fue abordado en la puerta por un "pibe que se llama Jorgito y es soldadito de unos traficantes del barrio", relató un vecino de la cuadra.

Golpes en la puerta

Ambos jóvenes se tomaron a golpes y cuando ya la pelea se hacía imparable, Daniel salió de la casa a ayudar a Carlitos. "Mientras se seguían pegando Daniel lo metió a Carlitos en el patio de la casa y el otro, Jorgito, se fue y dijo que iba a volver. Al rato apareció con otros dos y armado con revólveres y pistolas. Empezaron los balazos, en esa la ligó Daniel", contó un vecino.

Los tiros fueron cerca de diez, pero sólo uno afectó a la víctima. La bala le ingresó por el abdomen y le perforó los intestinos. Luego de la balacera las hijas y las nueras de Daniel "salieron de su casa para correr a todos estos, que estaban armados, pero no les tenemos miedo", contó otra hija de la víctima. "Mi papá está grave en terapia intensiva, lo tuvieron que operar dos veces por la infección. Ya un hombre grande que ya estaba operado", dijo a LaCapital Maricel.

Cuando los efectivos llegaron a la zona los vecinos comenzaron a recriminarles por la situación de inseguridad, mientras desde lugares oscuros comenzaban a caer piedras sobre los móviles policiales, que debieron retirarse. "Los narcos entran y salen como nada de la seccional, están arreglados con la policía", comentaban ayer vecinos indignados. "A mi casa entraron la semana pasada unos pibes de estos que le tiraron a Daniel, pero uno llama a la seccional y no hacen nada", dijo otra mujer. "Acá somos todos trabajadores y queremos terminar con esta gente, que no eran del barrio pero ahora se quieren hacer los dueños de las calles", acotó otra mujer.

Oscar trabaja como albañil y hace 25 años que vive junto a su familia en su humilde casa de Luzuriaga al 2400. Tiene seis hijos y cuatro de ellos viven a no más de cien metros de la casa paterna.

El conflicto inicial entre Carlitos, que no vive en la casa familiar, y sus agresores comenzó hace tiempo. "El siempre tuvo problemas con esos pibes, no sabemos por qué", dijo un familiar del joven, y aseguró que el chico "tiene problemas de adicción y vive en la calle".

Otros vecinos contaron que "esta gente vive a 50 metros de la casa de Daniel y hace un par de años que vinieron acá. Son de Ludueña pero se tuvieron que ir. Venden drogas con soldaditos que trabajan para ellos".

Al preguntarles quiénes son los presuntos traficantes aparecen dos nombres: "Estos que meten miedo en el barrio se llaman Gastón y Carla, lo quieren sacar a Lichi Romero", dijo otro vecino en alusión a una familia conocida en la zona de la cual hay varios presos. "Cuando vuelva Lichi estos se quedan sin nada. Al menos los Romero no roban en el barrio y respetan", aseguró el antiguo vecino.

Entre el temor a esta banda de "pibitos" se cuenta que intentan usurpar viviendas. "No podés dejar la casa sola que te la quieren sacar. Te la copan y te quieren aplicar mafia. Pero acá no los dejamos y nos van a sacar muertos. La vamos a pelear por que no se van a meter con la casa de mis hijos", dijo un joven vecino indignado.

La investigación de la tentativa de homicidio está a cargo del fiscal Miguel Moreno.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});